Fútbol

Lamela impone una fianza de casi 80 millones a Rosell

La juez llevará a juicio al exdirectivo del Barcelona y le obliga a pagar esa cantidad en 24 horas para no embargar su bienes

BarcelonaActualizado:

Sandro Rosell está más cerca ya de saber si finalmente es considerado culpable o no de los delitos que se le imputan después de llevar catorce meses en prisión preventiva y sin derecho a la condicional ante el riesgo que ve la magistrada Carmen Lamela en que el expresidente del Barcelona pueda fugarse. La jueza de la Audiencia Nacional ha ordenado finalmente la apertura de juicio oral contra Rosell, su mujer Marta Pineda y otros cuatro investigados por blanquear casi 20 millones de euros que, según la acusación, obtuvo de la Confederación Brasileña de Fútbol. Por este motivo, Lamela le pide a Rosell una fianza de 78,6 millones a depositar en 24 horas.

Hay que tener en cuenta que la Fiscalía presentó el pasado miércoles su escrito de acusación contra el empresario, solicitando una pena de prisión de once años y una multa de 59 millones de euros al considerar probado su delito de blanqueo de capital y su pertenencia a organización criminal. No obstante, la jueza Lamela establece una multa en caso de condena que asciende a 78,6 millones de euros en caso de condena y este es el motivo por el que solicita que abone esta cantidad en forma de fianza en un plazo de 24 horas pero evitar el embargo por esta cantidad.

Sandro Rosell fue trasladado este pasado miércoles al Centro Penitenciario de Brians 2, ubicado en Sant Esteve de Sesrovires, después de que Lamela diera el visto bueno al entender que no había más necesidad de que permaneciera en el centro madrileño de Soto del Real. El expresidente y su amigo Joan Besolí, fueron recibidos por unas 400 personas que quisieron demostrarlse así su apoyo. Al grito de «libertad, libertad», recibieron al furgón que les transportaba.

La madre de Rosell, su esposa Marta, su hija Joana y sus hermanos Mariona y Sergi formaban la primera fila, acompañados por amigos y familiares, entre los que estaban los de Josep María Bartomeu. El Barcelona estuvo presente en la figura de los directivos Pau Vilanova y Dídac Lee, el director del área social Pere Jansá y el director del Museu Jordi Penas. El mítico Migueli o el ex agente Josep Maria Minguella también acudieron. «Quiero agradecer en nombre de la familia la presencia de todos los que han venido. Hace tiempo que nos preguntaban qué podían hacer por nosotros y hoy nos han ayudado a dar calor a Sandro y a Joan y a transmitirles que estamos todos pensando en ellos y dándoles ánimos y mucha moral. Ha sido muy emotivo», explicó Marta Pineda, esposa de Rosell.