Kiko no tiene nada que perder. Abc

Kiko: «No voy como el Mesías, pero Juanito me da la ilusión que perdí»

MADRID. Tomás González-Martín
Actualizado:

Pensaba retirarse. Las decepciones sufridas durante los últimos meses, con clubes que sólo querían tenerle a prueba para llevarse la mitad de su tránsfer si triunfaba, terminaron por minar una moral ya tocada después del feo final sufrido en su etapa con el Atlético. Kiko adujo que el dinero ya no le importaba, que sólo deseaba recibir confianza para jugar. Juanito escuchó a su amigo, se fue a por él y el jerezano firmará con el Extremadura.

- ¿Qué le ha dicho Juanito para que retorne al fútbol, en Segunda y en el Extremadura?

- Vuelvo al fútbol porque ha habido un equipo que se ha interesado por mí. Juanito tiene un 95 por ciento de la culpa. Primero, porque me ha dado la tranquilidad que necesitaba para decir que juego otra vez y me ha hecho recuperar la ilusión que hace un tiempecito que perdí. Segundo, porque es mi amigo y el trato entre ambos es diferente.

- Pero tenía pensado retirarse.

- Mi intención era no jugar más al fútbol, después de los últimos cinco meses que he pasado. Nadie sabe lo que he sufrido... Pero hablé con mi familia y ellos me demostraron más ilusión que yo mismo para volver a jugar ¿Por qué? Porque no tengo nada que perder. Si las cosas no salen bien, la gente continuará pensando lo que ya piensa ahora.

- Otro por qué ¿Por qué perdió la ilusión? ¿Por esos meses sufridos?

- No tenía ilusión porque en estos cinco meses he pasado de todo, unas vivencias que no se imagina. Los equipos me querían fichar a prueba y, si salía bien, el cincuenta por ciento de un posible traspaso era para ellos, y si salía mal me daban la patada en el culo. Para que todo se lo llevaran ellos, no quise firmar.

- ¿Cómo nació esta oferta?

- Dije hace unos días que no me importaba el dinero, que sólo necesitaba que alguien me diera confianza para volver jugar. Juan lo escuchó, vino por mí y me convenció.

- Percibirá poco dinero respecto a sus ganancias anteriores.

- Fíjese en el presupuesto del Extremdura para ver lo que puedo cobrar...

SÓLO PEDÍA CONFIANZA

- ¿Fue difícil que Juanito le convenciera?

- Le escuché, lo medité y mi familia y mis amistades también me convencieron. Hay una cosa clara: voy a jugar cinco meses y si no me divierto, en mayo me retiro. Yo quería confianza para jugar y si me la hubieran dado en Burundi, allí me habría ido. Ha sido Juan el que me la ha otorgado.

- ¿La llegada de Pier ayudó? ¿Habló con él de la propuesta?

- Sí. Le conozco desde que jugamos juntos en la selección sub 21. También nos convencimos mutuamente para aceptar este reto.

- Si juega bien y se divierte ¿continuará en el fútbol?

- Seguiré jugando si en estos meses disfruto. Si la gente piensa que me ha salido bien pero yo no he disfrutado, me retiraré, pero si el público piensa que todo ha ido regular y yo he sido feliz y me he visto bien, continuaré.

- Sus seguidores piensan que se sentirá bien si reaparece el toque de arte que demostraba en el Atlético...

- En efecto, si me sale mi forma de jugar, seré feliz. Pero si me veo que voy «a quince» y no progreso, dejaré el fútbol. Por el contrario, si veo que voy «a veinte» y que puedo ir a más, continuaré. Es pronto...

- La afición del Extremadura ya ha demostrado su cariño ¿Qué les dice?

- Lo primero que les digo es que tengan paciencia. No vengo como el Mesías. Necesitaré que los compañeros y los técnicos me echen un cable. Quiero corresponderles. Juanito me ha dado plena confianza.