Neymar, durante un partido del Barcelona esta temporada
Neymar, durante un partido del Barcelona esta temporada - Reuters
Barcelona

El juez abre juicio oral a Neymar por su millonario fichaje por el Barcelona

Bartomeu y Rosell también se sentarán en el banquillo, acusados de estafa y corrupción

Actualizado:

Ya no quedan más pasos judiciales: Neymar se sentará en el banquillo de los acusados y se enfrentará a dos años de prisión por su millonario fichaje por el Barcelona, que tuvo lugar en el verano de 2013. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha abierto juicio oral este jueves contra el futbolista brasileño, sus padres, el presidente del Barcelona Josep María Bartomeu, su antecesor Sandro Rosell, el propio Barcelona y el Santos, por los delitos de corrupción en los negocios y estafa impropia. El magistrado deja claro que toma esta decisión obligado por la Sala de lo Penal, los tres jueces que revisaron sus decisiones y levantaron su carpetazo a la investigación.

[Preguntas y respuestas del caso Neymar]

En su auto, el juez fija una fianza de 3,42 millones de euros para todos los acusados excepto Neymar, que deberán abonar de forma solidaria. El magistrado ha establecido esta cifra para asegurar la posible reponsabilidad pecunaria a la que puedan ser condenados en el futuro juicio para indemnizar al fondo de inversión brasileño Dis, quien precipitó la investigación con una querella al considerarse perjudicado por el fichaje. Dis contaba con el 40 por ciento de los derechos federativos del futbolista cuando tuvo lugar la contratación por el Barça, en 2013, y cobró menos de lo debido al ocultar los clubes el coste real.

A pesar de dar este paso, el magistrado insiste en recordar que abre juicio oral obligado por la Sala de lo Penal, que rechazaron su archivo del caso. De la Mata concluyó después de la investigación que los hechos no eran constitutivos de reproche penal, a pesar de su falta de ética y de las posibles vulneraciones de las normas deportivas y de los Estatutos de la FIFA al desvirtuar el mercado de fichajes. Esta causa se enjuiciará en la Audiencia Nacional y no podrá ser derivada a los juzgados de Barcelona, como sucedió con la investigación principal, en la que el Barcelona abonó una multa de 5,5 millones tras pactar con el fiscal.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pide en la causa por la que Neymar se sentará en el banquillo dos años de cárcel por un delito de corrupción en los negocios en su fichaje por el Barcelona, club al que llegó en el verano de 2013 procedente del Santos. El Ministerio Público, quien también reclama una multa de 10 millones de euros para el futbolista, argumenta que Neymar impidió que otros clubes pujaran por su fichaje en condiciones de libre mercado al comprometerse con el Barça con pagos ocultos en contratos.

En su escrito de acusación, la Fiscalía relata el fraude que supuso el fichaje del futbolista, que el Barça y el Santos enmarañaron en una tela de araña de contratos con la intención de ocultar su verdadero coste en una estrategia liderada por Rosell, entonces presidente del club azulgrana. El Ministerio Público rechazó acusar a Bartomeu al considerar que él no es responsable de los supuestos delitos en juego. Aún así, la acusación particular que representa al fondo Dis le acusa y pide para él ocho años de prisión.