Fútbol

José Antonio Reyes recibe la insignia de oro y brillantes de la Federación a título póstumo

El padre del jugador, muy emocionado, recogió el reconocimiento junto a José Castro y Joaquín Caparrós

Actualizado:

El presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, entregó este lunes a Francisco Reyes, padre del jugador José Antonio Reyes, fallecido en accidente de tráfico el pasado día 1, la insignia de oro y brillantes del organismo a título póstumo.

Rubiales y Francisco Reyes se fundieron en un emotivo abrazo al comienzo de la Asamblea General Ordinaria que la RFEF celebra en la Ciudad del Fútbol, a la que el padre del futbolista acudió acompañado del presidente del Sevilla, José Castro, y de Joaquín Caparrós.

«Yo tuve que correr detrás de él, era un tío increíble, un jugador especial. Llevamos tiempo trabajando para que el estadio del Sevilla sea sede de la final de la Liga Europa 2021. Esto se aprobará en septiembre y yo voy a liderar este proyecto de acuerdo con el Sevilla y su familia. Hemos creado una candidatura conjunta que se llama 'Reyes de Europa' para que el Sevilla y Reyes tengan su final», anunció Rubiales.

El presidente del Sevilla, José Castro, destacó que Reyes, además de «una magnifica persona y extraordinario futbolista», para el club «ha sido una leyenda» y agradeció el detalle de la RFEF en nombre del equipo y de todos los clubes en los que militó porque en estos momentos «se ve la solidaridad del fútbol».

«Al entrenar ya despuntaba, jugaba como jugaba en la calle, con ese desparpajo y tenía una calidad humana con la que se ganaba a los entrenadores y a todos los compañeros», comentó emocionado también Joaquín Caparrós, que fue su entrenador en su etapa como futbolista del Sevilla.

Reyes, internacional en categorías inferiores, jugó con la selección absoluta 21 partidos, entre el 6 de septiembre de 2003, día en el que debutó contra Portugal con triunfo por 0-3, y el 15 de agosto de 2006, su último choque con la selección, en el que España empató a cero en Islandia.

Marcó cuatro tantos, dos de ellos ante Armenia en Ereván (0-4), uno frente a Costa de Marfil (3-2) y otro frente a Egipto (2-0).