José Ángel de la Casa

ENRIQUE ORTEGO
Actualizado:

El mes pasado en Palma de Mallorca cumplió 200 partidos de la selección como comentarista. El miércoles, en León, antes del partido contra Armenia, cuando redondee el capicúa (202) recibirá una placa de la Federación Española en reconocimiento a una trayectoria ejemplar. Es la indiscutible voz del fútbol en TVE desde diciembre del 76. Nacido en Los Cerralbos (Toledo, 1-XII-50), se estrenó con el equipo nacional en noviembre del 79 contra Dinamarca en Cádiz. Kubala era el seleccionador y hubo derrota.

Desde entonces al 201, que cumple hoy en Kiev, sólo se ha perdido seis o siete partidos, por causa mayor o por coincidir con otros acontecimientos. El fútbol es su especialidad, aunque el atletismo y el balonmano han tenido un hueco en sus famosos cuadernos de notas, en los que desde la Eurocopa del 84 guarda las notas de todos y cada uno de los partidos que ha transmitido. Futbolero de vocación, llegó a jugar en el Talavera de aquella Tercera de cuatro grupos que venía a ser como la Segunda B actual.

Seis Eurocopas (1880 a 2000), seis Mundiales (1978 a 1998), seis Juegos Olímpicos (1980 a 2000) y 22 finales de Copa de Europa alumbran su tarjeta de presentación. Su mejor «gallo» le salió en famoso 12-1 a Malta, en el Benito Villamarín, en diciembre del 83. Le falló la garganta con el gol de Señor... Pero del partido que guarda mejor recuerdo es del 5-1 a Dinamarca en el Mundial de Mexico 86 con los cuatro goles de Butragueño. El más difícil de narrar, por los sucesos que le precedieron, fue la final de la Copa de Europa del 86, en Heysel, donde murieron 39 seguidores del Juventus.

Le gustaría que tomara el relevo su hijo mayor, «Juanma», que ya lleva unos años fogueándose en la profesión. Si algún día pudieran comentar un partido juntos, seguro que se pensaría colgar el micrófono y retirarse a su pueblo para enchufar el aparato y escuchar a los demás. Su tono equilibrado y tranquilo pasaría a formar parte de la historia de la televisión... y del fútbol español.