higuain, codea, grandes
higuain, codea, grandes

Higuaín se codea con los grandes

JULIÁN ÁVILA | MADRID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El gol es lo más caro en el mundo del fútbol. La mayoría de las grandes inversiones casi siempre afectan a los delanteros o a los jugadores con mucho talento (Zidane o Kaká). Los goleadores son caros cuando están contrastados. Ahí están los casos de Cristiano Ronaldo (94 millones), Hernán Crespo (51,5), Vieri (45,5) o Shevchenko (45), aunque éstos últimos serían hoy precios desfasados.

Hay otros jugadores que llegan de tapados. Son jóvenes valores que se foguean en los equipos medianos y que luego dan el salto a un grande. No es caso de Gonzalo Higuaín. El delantero del Real Madrid llegó hace tres años en el mercado de invierno, recomendado de la Liga Argentina, con diecinueve años recién cumplidos. El club blanco invirtió cerca de veinte millones de euros en un jugador desconocido, que tenía que pelear con Ronaldo, Cassano o Raúl.

Su adaptación fue compleja. No arrancó bien e incluso fue la diana para un sector del vestuario que le apodaron «Higualín», en comparación con Ronaldo «el gordito», no Cristiano. Sin embargo, él no levantó la voz. Se dedicó a aprender, a mejorar, a sobreponerse, a no comerse la cabeza cada vez que hacía bien las cosas y en el partido siguiente aparecía en el listado de los suplentes.

«En el Real Madrid, cada temporada hay que partir de cero porque el club no para de fichar delanteros. Y muy buenos. Seguro que si estuviese en otro club no habría tanta competencia. Aquí, la exigencia es máxima», decía recientemente a ABC en el aeropuerto de regreso a Madrid después de marcar dos goles en Mestalla.

Manuel Pellegrini arrancó la temporada dando oportunidad a todo el mundo. Cristiano Ronaldo o Kaká no entraban en las rotaciones. Eran fijos. La plaza o plazas en juego se las tenían que disputar entre Benzemá, Raúl, Higuaín y Van Nistelrooy. El argentino partía en el cuarto lugar de la parrilla. Y hoy, con permiso de Cristiano, es el delantero puro más en forma de la plantilla blanca. Ahí están sus números. Es el «pichichi» en la Liga y se mueve en los mismos números que las grandes estrellas del resto de Ligas importantes del Viejo Continente. Diez goles, con la competencia del vestuario blanco, tiene mucho mérito.

Junto a Cristiano Ronaldo forma un dúo letal. Entre ambos ya suman 17 goles. Y eso que el portugués se perdió cincuenta días de competición debido a una lesión en el tobillo, que casi le obliga a pasar por el quirófano. La pegada del Real Madrid ha subido de calibre esta temporada. Es el equipo máximo goleador en España y tiene el mejor promedio anotador de Europa, con 2,6 goles por encuentro. Le sigue de cerca el Chelsea de Ancelotti, con 2,5.

Cerca de Ibra y Messi

Los delanteros blancos se mueven muy cerca de la pareja más productiva del fútbol europeo. Entre Zlatan Ibrahimovic y Leo Messi acumulan la friolera de 20 goles -once del sueco y nueve del argentino-. El maná. No hay un dúo que mejore estos registros.

En la Liga española, David Villa, del Valencia, sigue siendo el pichichi, pero no tiene un compañero goleador de viaje. Lesionado Silva, Mata, con 4 goles, es el siguiente mejor artillero. También ha bajado el listón el Sevilla. Luis Fabiano, ahora lesionado, se ha estancado en los ocho goles, mientras que Kanouté es como el Guadiana debido a sus problemas físicos. Sólo ha marcado cuatro goles.

Sin duda, la mayor decepción es el Atlético de Madrid. Posiblemente tenga en sus filas la mejor pareja de ataque de Europa y no están dando el resultado esperado. El «Kun» Agüero lleva seis goles por siete de Diego Forlán. Un fiasco que tiene su origen en la pobreza futbolística que ofrece ahora mismo el Atlético, metido en los puestos de la zona baja de la clasificación y apeado de la Liga de Campeones.

Echando un vistazo al resto de Ligas, se constata la competencia y la aparición de nuevos valores, sin perder la referencia de los viejos guerreros.

Milito y Eto´o siguen finos

En Italia, el Inter de Mourinho ha colocado a dos jugadores entre los máximos artilleros. Diego Milito ha hecho diez goles por ocho de Samuel Eto´o, que no ha perdido la puntería pese a que su actual equipo ataca mucho menos que el Barcelona. El «pichichi» en el Calcio es Di Natale, del Udinese, con 11 tantos. Su mejor compañero, Flores, sólo acumula 5. Trezeguet, del Juventus, o Pato, del Milan, llevan 7.

En Inglaterra, el todopoderoso Chelsea no encabeza todas las clasificaciones. Drogba (13) y Anelka (5) ofrecen peores números que los puñales del Tottenham, Defoe (13) y Keane (6). En el Manchester, Rooney sigue siendo la referencia (12) y Berbatov está lejos (4). Fernando Torres, del Liverpool, está en 11 goles, pese a que se ha perdido partidos por lesión.

En Alemania, una Liga algo más sencilla, los delanteros del líder, Bayer Leverkusen, Kiebling (12 goles) y Derdiyok (6) presentan el mayor número de aciertos, por delante del mítico Kuranyi (8) y Farfán (6), del Schalke.

Y en Francia, la delantera del Lille apunta alto con Gervinho (10) y Frau (8). Menos productiva es la pareja del Lyon, rival del Madrid en los octavos de la Liga de Campeones, con Lisandro López (8) y Gomis (5).