Un partido entre el Licester y el City, jugado un lunes, con el estadio lleno
Un partido entre el Licester y el City, jugado un lunes, con el estadio lleno
Fútbol entre semana

Las grandes ligas europeas sí juegan los viernes y los lunes

De imponerse el criterio de Rubiales, la Liga sería la única competición que no se disputaría entre semana, en contra de lo que pasa en el resto del continente

Así se distribuye el fútbol entre semana en las grandes ligas europeas

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El último episodio de la guerra entre la Liga y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) gira en torno a los partidos entre semana. El fútbol español está en vilo por la decisión que debe tomar un juez de lo Mercantil el próximo miércoles. De imponerse finalmente el criterio de la RFEF, defensora de que solo se juegue en fin de semana, la Liga española se convertiría en la única competición de los grandes campeonatos europeos que no albergaría partidos ni los viernes ni los lunes. Una excepción que iría en contra de la tendencia del resto del continente, donde jugar en estos días de la semana es algo habitual desde hace años.

El fútbol español aterrizó en los viernes y los lunes hace ahora una década. La medida, desde entonces, ha ido calando en el aficionado, que se ha ido acostumbrado poco a poco al nuevo calendario. Así lo demuestran los datos de la Liga. Según fuentes de la patronal, en 2010 el número de espectadores en los estadios acumulados al cierre de la temporada era de 13,5 millones. En la 2018-19 esta cifra ha estado cerca de los 15 millones. Un aumento importante que se utiliza como argumento a favor del fútbol entre semana. La RFEF, en cambio, prefiere poner el foco en los datos que hablan, según su versión, de un descenso de la asistencia en los encuentros disputados los lunes. Además, recoge las quejas de numerosos clubes que se sienten perjudicados por la acumulación de partidos en estas fechas, por la dificultad en el desplazamiento de las aficiones y por lo que consideran, a su juicio, un trato de favor a los grandes clubes, que apenas compiten en estas fechas.

Este sentimiento de agravio es conocido por la Liga. Así lo aseguró el propio Tebas a principios de año, cuando dijo estar estudiando alternativas para que no fueran siempre los mismos clubes los que juegan en estas fechas. En algunos casos, según dijo, el partido se podría trasladar al domingo a las 14.00 horas. La postura de la Liga, eso sí, es firme al respecto: «Los partidos en lunes y viernes son innegociables», dijo su presidente más recientemente.

Una tendencia en Europa

La Liga es una de las competiciones en las que más partidos se disputan entre semana. Esto es así por los contratos firmados, que impiden el solapamiento de encuentros y atienden a la alta demanda mundial del producto audiovisual. La temporada pasada se jugaron un total de 33 encuentros los viernes y otros 23 los lunes. Aunque el partido previo al sábado no fue motivo de disputa, no ocurrió lo mismo con el del lunes. Para la siguiente temporada la Liga prometió algunos cambios, pero en este intento ha chocado con la postura de la RFEF, que pretende erradicar el fútbol entre semana.

El caso de España no es único en Europa. Las grandes ligas también juegan los viernes y los lunes. En la Premier, ejemplo de gestión durante años, se jugaron la temporada pasada un total de 11 partidos los viernes y 13 los lunes. Además, se suelen reservar algunos de los mejores partidos de la jornada para fechas entre semana. Las ligas de Italia y Portugal también van en esta línea. La Serie A acogió 14 partidos los viernes y 29 los lunes. La Liga Nos, por su parte, acumuló un total de 45 partidos los viernes y 28 al inicio de semana. En Francia solo se disputó un partido en lunes, pero la cifra de los encuentros en viernes rozó el medio centenar (47).

Javier Tebas quiere que los grandes también jueguen los lunes para aplacar las quejas de los más modestos
La intención de la Liga

El de la Bundesliga es un caso paradigmático. En Alemania se jugaron 29 partidos los viernes y 3 los lunes. No obstante, las protestas de los aficionados obligaron a la competición a prescindir de los encuentros de los lunes para la 2020-21. Será entonces y no antes por la vigencia del contrato firmado entre la liga y las televisiones. Este aspecto es uno de los más espinosos del problema en España. En la Liga se quejan de que la RFEF no alzó la voz cuando se firmaron los acuerdos y ahora, con su postura, dejan en una situación delicada a la patronal y a los clubes. Según afirman, están en juego «contratos por valor de más de 2.000 millones de euros». Por este motivo, los clubes de Primera y los principales operadores de televisión se han posicionado con la Liga ante el temor de que sus presupuestos, ya aprobados, corran serio peligro. En palabras del propio presidente de la Liga, estarían en juego seis millones para cada club repartidos en las tres siguientes temporadas.

El próximo miércoles se pronunciará la justicia ordinaria y se sabrá el ganador de esta batalla por el calendario. Será entonces cuando se conocerá si la Liga se sigue jugando los viernes y los lunes, tal y como se viene haciendo desde hace una década, o se vuelve a los partidos del fin de semana, poniendo en riesgo los acuerdos alcanzados con medio centenar de medios de todo el mundo y dejando en el aire los balances de los clubes de Primera.