Medio Granada, pendiente de Competición
Abel Resino trata de llevarse a sus jugadores, que increpan al trío arbitral - EFE
SANCIONES

Medio Granada, pendiente de Competición

Hoy se conocerán las medidas del Comité tras el accidentado final del Granada-Real Madrid

MADRID Actualizado:

Más allá del pómulo golpeado de Clos Gómez, el accidentado final del encuentro que midió el pasado fin de semana al Granada con el Real Madrid, tendrá hoy sus últimas consecuencias. El acta firmada por el equipo arbitral al término del encuentro en el Nuevo Los Cármenes, más propia de un combate de boxeo que de un partido de fútbol, identificaba a varios jugadores locales como protagonistas de la trifulca en torno al colegiado aragonés.Moisés Hurtado y Siqueira ya recibieron su castigo sobre el césped del estadio cuando, una vez acabado el partido, acorralaron al árbitro para acusarle de «ladrón» y «sinvergüenza» respectivamente. No contentos con ello, el acta señala que los insultos de ambos hacia el juez del partido continuaron e incluso se agravaron en el túnel de vestuarios. El hecho de que el colegiado fuese aragonés cuando el Zaragoza es uno de los equipos implicados en la lucha por evitar el descenso les había sacado de quicio. Durante ese mismo alboroto producido sobre el césped una vez señalado el pitido final, a Dani Benítez no se le ocurrió otra forma de demostrar su disconformidad con el colegiado que arrojándole una botella a la cara. Clos Gómez no pudo ver de donde venía, pero uno de sus asistentes identificó de manera inmediata al agresor. Según el Código Disciplinario de la Real Federación Española, al futbolista del Granada le podrían caer entre tres y seis meses de sanción por agresión al árbitro principal. Un cuarto jugador, Geijo, que no fue titular ante los de Mourinho pero salió al campo durante el partido, se unió a los señalados por Clos Gómez. Según el colegiado el jugador le espetó en la zona de vestuarios que sus decisiones les habían «jodido la temporada». Ahora, con el Comité de Competición a punto de dictar sentencia, Tiembla media alineación del conjunto granadino, y con ella su afición. Y es que el Granada visita este domingo a las ocho en Vallecas al Rayo, otro de los equipos que se jugarán el descenso a la Liga Adelante en la última jornada liguera. El técnico del Granada, Abel Resino, pareció el único en darse cuenta de la gravedad de las expulsiones ante el Real Madrid. Su carrera tras el pitido final hacia los futbolistas que se comían a Clos Gómez, con las manos en la cabeza, lo dice todo... Ahí estaba media salvación... o media condena.