El nuevo escudo del equipo - REUTERS
liga bbva

Getafe, capital Dubai

Ángel Torres vende el club al Royal Emirates Group, de un jeque miembro de la familia real, y seguirá como presidente

tomás gonzález martín
Actualizado:

Nervioso, estresado por una operación de tanta envergadura, Ángel Torres negaba la venta del club media hora antes de tomar el avión para Dubai. «Voy a negociar un patrocinador», manifestaba, puesto en guardia. «Ya he hecho varios viajes a Dubai», añadía. En efecto, en el penúltimo vuelo, el 15 de marzo, dejó todo el paquete accionarial atado y bien traspasado. Aquel día quedó aprobada la venta del equipo por 68 millones de euros al grupo Royal Emirates. Un mes después, en plena final de la Copa del Rey, el presidente de la entidad volvía a aterrizar en los Emiratos Árabes Unidos para firmar la operación. Este jueves ha rubricado la transferencia en un acto espectacular, realizado en el hotel Burj al Arab, de siete estrellas. Uno de los edificios más altos del mundo.

Allí, en las alturas, se remató el acuerdo. Con un saque simbólico. El balón pasó de los pies de Ángel Torres a los zapatos de Manu del Moral, uno de los estandartes de la plantilla, que viajó en representación de los futbolistas. Antes, el jeque Butti bin Suhail Al Maktoum, su nuevo jefe, miembro de la familia real dubaití, les dio el primer pase con el interior del pie.

Deuda, 15 millones

Torres puso como condición de la venta continuar en el cargo. «Al menos tres o cuatro años más». Su buena gestión de la sociedad, deportiva y económicamente, le avalan para mantenerse en el puesto. En una valoración objetiva, este toledano (Recas, 7-5-52) ha hecho un milagro. Ascendió a los azulones en 2004 y ha celebrado siete temporadas «de Primera» con el mérito de no ahogar de números rojos a la entidad. Su deuda, 15 millones, es de las menores de la División de Honor. Este fue un punto clave para que Royal Emirates se fijara en «la estrella azul». Es un equipo que se ha lucido en la UEFA, ha brillado en la Liga y no está en quiebra técnica. Increíble.

Manu: «Hay que explicarlo»

Expuestas las virtudes, el presidente debe explicar bien la compra a los seguidores. Y a los profesionales de la casa. «Somos empleados y esas cuestiones no nos competen», afirman oficialmente los jugadores. Oficiosamente, hay malestar por la falta de información.

Manu del Moral puso el tiro en la diana: «Tenemos que enviar un mensaje de confianza a los aficionados». El media punta lo dijo ante el jeque, el presidente del Royal Emirates Group, un consorcio de doscientas empresas que controla negocios de petróleo, gas, nuevas energías y ventas de dominios de internet en Pakistán, India y otras naciones.

El club se denominará Getafe C. F. SAD Team Dubai. Torres espera que los simpatizantes no se molesten por ello. El jeque expuso uno de sus objetivos: «Que el Getafe abra sus puestas a los talentos del fútbol árabe». Vendrán algunos jugadores al primer plantel.