Leo Messi, durante el último entrenamiento antes de jugar ante el Gerona
Leo Messi, durante el último entrenamiento antes de jugar ante el Gerona - EFE
Fútbol

El Gerona quiere poner a prueba el liderato del Barça

Los rojiblancos visitan el Camp Nou acomodados en posiciones europeas y con la intencion de dar la sorpresa

BarcelonaActualizado:

El Barcelona tratará de mantener esta noche el liderato ante un Gerona que aterriza en el Camp Nou (20:45 Horas, Movistar Partidazo) con la intención de demostrar que la gran temporada realizada la pasada temporada no fue casualidad y que, además, no padece ninguna urgencia ante el buen momento que está viviendo, aposentado en zona europea y a tres puntos de la Champions League. Los de Eusebio Sacristán, que no parecen acusar la marcha de Machín, tratarán de evitar una derrota tan abultada como la del año pasado (6-1) a pesar de adelantarse en el marcador tras un gol tempranero de Portu. La remontada culé se comentó tras un triplete de Suárez, dos goles de Messi y un tanto de Coutinho. «Esta visita, evidentemente, es diferente a la del año pasado. Ya tenemos experiencia en este gran escenario y nada nos podrá distraer», asegura Alex Granell, que se suma a las palabras de Borja García, que ha dejado claro que «después de enlazar dos victorias consecutivas vamos más tranquilos sabiendo la dificultad que supone jugar en el Camp Nou. Con Eusebio el equipo ha mejorado aspectos tácticos pero conservando los matices que ya teníamos».

El choque de esta noche será una antesala del de la segunda vuelta, que la Liga ha designado para ser el primero que se juegue en los Estados Unidos, decisión que aún no está validada, ya que al margen de contar con el apoyo de la patronal del fútbol y de ambos clubes, no lo tiene de otros estamentos, como por ejemplo la Federación Española y la FIFA, entre otros. Además, el calendario también tendrá un peso específico, ya que los clubes que disputan partidos de competiciones internacionales deberán afrontar muchos choques en un periodo corto de tiempo. Este es el motivo por el que las rotaciones podrían hacerse efectivas en el Camp Nou después de que Ernesto Valverde haya apostado por el mismo once tipo, salvo pequeñas variedades, en los primeros cuatro partidos de Liga.

Los nuevos fichajes, con muy poco protagonismo en este inicio de temporada, podrían tener su oportunidad en el once titular. También es posible que Semedo, que ha sido titular este curso dos veces, pero que ha sido cambiado a la media parte (Alavés y Valladolid), entre para dar un descanso a Sergi Roberto, mientras que en el centro de la zaga , ante la sanción de Umtiti para el próximo partido de la Champions, sea Clément Lenglet el que juegue junto a Piqué para preparar el choque ante el Tottenham dentro de unas semanas. En el centro del campo, Valverde cuenta con jugadores para tener minutos, como el recuperado Denis Suárez y el recién fichaje Arthur o Rafinha, y rotar a los tres indiscutibles (Rakitic, Sergio Busquets y Coutinho), además del chileno Arturo Vidal, quien está teniendo pocos minutos en las segundas partes. En el ataque, el Barcelona está más en cuadro, ya que a la espera de la recuperación de Malcom, Valverde sólo tiene de atacante suplente a Munir para dar descanso a los tres inamovibles (Dembélé, Luis Suárez y Messi), estando el francés en un momento óptimo goleador, ya que lleva marcados cinco tantos esta temporada (en la Supercopa y Champions y tres en la Liga).

Por su parte, el Gerona llega en un buen momento tras sus triunfos contra el Villarreal (0-1) y el Celta de Vigo (3-2), los dos primeros de la temporada. Stuani llega en forma y parece amenazar al Barcelona. Salvo sorpresas, Eusebio Sacristán volverá a alinear el 3-5-2 que tan buenos resultados le dio a Pablo Machín en Montilivi y que el nuevo técnico vallisoletano ya ha utilizado en los dos últimos encuentros. Y es que salvo sorpresas o rotaciones, el once del Gerona será el mismo que en el duelo contra el Celta de Vigo, en el que las dos novedades fueron el regreso a la titularidad de Portu, una vez dejada atrás su marcha frustrada al Sevilla, y la entrada del centrocampista brasileño Douglas Luiz, que afronta su segunda temporada en Montilivi en calidad de cedido por el Manchester City.