Paolo Di Canio realiza el saludo fascista hacia los seguidores del Lazio
Paolo Di Canio realiza el saludo fascista hacia los seguidores del Lazio - AP
Fútbol

Futbolistas en los extremos: comunistas y fascistas

Varios jugadores han mostrado al mundo sus ideales políticos más radicales, incluso dentro de un terreno de juego

Actualizado:

No es habitual, aunque ha sucedido en numerosas ocasiones, que los futbolistas manifiesten sus ideas políticas. Incluso los ha habido que se han mostrado abiertamente cercanos a las ideologías más radicales conocidas hasta el momento: el fascismo y el comunismo.

Posiblemente, el más conocido de ellos es Paolo Di Canio. El exfutbolista italiano no dudaba en celebrar sus goles con los ultras del Lazio mientras hacia el saludo fascista. Además, en su cuerpo luce tatuajes que comulgan con la extrema derecha italiana. Uno de ellos es el de su brazo derecho, en el que se puede leer la palabra «Dux», el término con el que algunos se referían a Benito Mussolini.

Su acto le condenó a nivel nacional. En el año 2013, Giorgos Katidis anotó el tanto de la victoria del AEK de Atenas frente al Veria y, al igual que Paolo Di Canio en varias situaciones, lo celebró realizando el saludo fascista. El centrocampista, que por entonces tenía 20 años, se disculpó alegando que no conocía el significado del gesto. A pesar de ello, la federación griega de fútbol decidió apartarle de por vida del combinado nacional.

El comunismo también ha estado muy presente sobre los terrenos de juego. Uno de los ejemplos más claros es el de Paul Breitner. El futbolista alemán, que llegó a jugar en el Real Madrid entre 1974 y 1977, no escondió nunca su tendencia política, pues contaban sus compañeros que en los viajes siempre llevaba consigo libros de Mao Tse Tung y que defendía a la Alemania del este durante el periodo de ocupación soviético en plena Guerra Fría.

Uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol también se ha manifestado simpatizante de la extrema izquierda. No es otro que Diego Armando Maradona. «El Pelusa» siempre ha presumido de su amistad y cercanía con Fidel Castro y ha sido un firme defensor de las políticas de Hugo Chávez en Venezuela. Además, luce siempre que puede orgulloso su tatuaje del Che Guevara en su brazo derecho.