El técnico del Real Madrid, José Mourinho - EFE
REAL MADRID

Mourinho: «Todo el mundo vio el penalti»

El técnico del Real Madrid se mostró molesto con el colegiado alemán Wolfgang Stark que no señaló pena máxima por una mano de Gourcuff dentro del área del Lyon

Ep
MADRID Actualizado:

El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, ha señalado que su equipo ha cambiado "un poco la dirección de la historia" después de empatar (1-1) ante el Olympique de Lyon en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, ya que el conjunto blanco nunca había marcado un gol en el estadio de Gerland y siempre había perdido. "Es una ventaja mínima y el partido de vuelta será difícil, aunque el Olympique de Lyon lo tendrá muy difícil. Mi equipo no tiene miedo al partido y tampoco a la historia, porque hoy hemos cambiado un poco la dirección de la historia. Hemos empatado, algo que nunca se había hecho y hemos marcado goles, algo que tampoco se había hecho", señaló Mourinho en la rueda de prensa posterior al choque.

Además, el técnico luso cree que ambos equipos han tenido "oportunidades" de gol, aunque en la segunda parte, los suyos han encontrado "más espacios". "Tenía la sensación de que estaba más cerca el 0-2 que el 1-1, pero es un resultado positivo fuera de juego que deja todo abierto para la vuelta, donde jugamos en nuestra casa y esperamos hacer la diferencia", subrayó. "He empezado con Adebayor porque el partido al inicio iba a ser competido y duro. Cuando el encuentro se iba a abrir más, con más espacios y los jugadores estaban más cansados, era el momento de sacar a Benzema y ha llegado el gol, que ha sido fantástico", explicó. Y es que para el de Setúbal, el empate final pone "en problemas" al cuadro galo. "Esto pone en problemas al Olympique de Lyon. Deja la eliminatoria abierta, pero yo prefiero jugar en casa el partido de vuelta, sabemos las dificultades en las que nos pondrá nuestro adversario", agregó. "Hemos tenido enfrente un adversario de mucho nivel, pero espero que el Bernabéu pueda estar con nosotros y pueda darnos una noche europea de las que está acostumbrado, porque es un estadio mítico", aseveró.

«Enfadado» con el arbitraje En otro orden de cosas, Mourinho criticó abiertamente el arbitraje del colegiado alemán Wolfgang Stark. "Hay situaciones que son inaceptables y una es un balón parado, fácil de analizar, fácil de ver. Yo he visto el penalti y estaba a 50 metros y el árbitro de portería también lo ha visto y no lo han pitado. "Estamos hablando de la 'Champions', la mejor competición de clubes del mundo. Había cuatro ojos para mirar esa acción, que puede ser decisiva, esperamos que no, y en Madrid podamos conseguir la victoria, pero el penalti no pitado puede ser decisivo", comentó.

Y es que preparador madridista echó la vista atrás y habló de una situación parecida que vivió en Almería el pasado mes de enero con Pérez Lasa. "En Almería se puede tener excusa porque no tiene árbitro auxiliar, pero aquí no. Tengo que estar enfadado porque hay situaciones que son muy claras y no dejan duda a nadie", prosiguió. "Hay cuatro ojos para ver lo mismo, todos lo hemos visto y él no lo ha visto. Hay errores que se pueden perdonar, como se perdonar los errores de jugadores, pero hay situaciones como ésta, en la que está a cinco metros, que no se pueden permitir", finalizó.