«El fútbol de España no lo supera ni el Brasil ni la Inglaterra más gloriosas»

T. GONZÁLEZ-MARTÍN/J. M. MALLOSólo dos Españas han disfrutado de esta gloria. Una, la única laureada, ganó la Eurocopa 1964. La otra perdió ante Francia en 1984. Todos ensalzan el preciosismo de su

T. GONZÁLEZ-MARTÍN/J. M. MALLO
Actualizado:

Sólo dos Españas han disfrutado de esta gloria. Una, la única laureada, ganó la Eurocopa 1964. La otra perdió ante Francia en 1984. Todos ensalzan el preciosismo de su fútbol y señalan a un culpable: el técnico.

Pereda, ganador en 1964, ha mantenido un contacto permanente con «el artífice» del éxito: «Le mando mensajes y cuando he estado con él le he dicho: ¡Eres el mejor y nunca te ríes! Es un fenómeno. Su carácter es diferente al mío, pero yo no tengo su capacidad, su inteligencia ni su experiencia. Va a ser campeón de Europa y, como un señor, dirá «me voy». El otro día se emocionó con uno de sus nietos». Aragonés ha leído sus mensajes: «Cuando jugamos con Rusia le puse «los de la tercera guerra mundial (los rusos) son peores que nosotros, pero cuidado con su banda izquierda»».

Destaca un punto clave: «En el equipo de Luis no hay estrellas, son un grupo y todos rinden a un gran nivel». Se ve representado en Villa. «Yo jugaba parecido al asturiano. Marcelino rompía y yo estaba detrás de él. Ahora, Torres salta y Villa se sitúa a la espera. Los dos somos medianillos y nos hemos tenido que buscar la vida siendo listos». Hay que buscársela hoy para ser campeón: «Ellos se basan en el contragolpe, pero si España juega cómo frente a Rusia no tienen nada que hacer, se volverán locos».

Rivilla: Al baúl de los recuerdos

Locos están Rivilla y Amancio porque «la roja» coloque en «el baúl de los recuerdos» aquella única victoria. Amancio es claro. «Queremos pasar la página de 1964. Esta selección es un espectáculo. Cuando las cosas están bien hechas... Juega muy buen fútbol, ha llegado a un nivel alto y el segundo tiempo contra Rusia fue majestuoso».

El éxito se llama Luis: «Con tantas críticas sufridas ha conseguido hacerlo bonito. Merece un sobresaliente». Queda el último escollo: «Si España juega como siempre, Alemania tiene poco que hacer».

Rivilla señala dos virtudes compartidas en 1964 y en 2008: «Las dos han sido dirigidas por técnicos sensacionales. Villalonga triunfó con la selección, con el Atlético y con el Madrid. Y Luis posee una enorme experiencia y ha dejado marca en todos los sitios». Falta consumar la gloria: «Los alemanes siempre son competitivos, pero si España juega como hasta ahora debe vencer».

Iríbar: «Iker es el número uno»

José Ángel Iríbar, portero de la campeona del 64, desea que Casillas le releve en el palmarés: «Si España sigue así no tendrá problemas. No se ha visto en el campeonato un grupo con un estilo tan definido. Es un bloque seguro, compacto y equilibrado». Virtudes que deben dar «tranquilidad» a Iker. «Está acostumbrado a salvar muchos partidos en el Real Madrid. Aquí tiene un trabajo puntual, aunque también decisivo. Lo vimos ante Italia, con aquel balón que sacó a Luca Toni, pero sobre todo en los penaltis. Es el mejor portero del mundo».

Avisa del peligro germano: «No hay que hacer faltas laterales. Los alemanes son maestros en este aspecto». Ensalza el trabajo de Aragonés: «Ha confeccionado un equipo con hombres de toque, un grupo bien pensado. España ganará».

Urquiaga no pudo celebrar el éxito. Subcampeón en 1984, era el dueño del lateral derecho. Hoy subraya un resurgir. «Frente a Rusia hemos vuelto a ver al Sergio Ramos del Madrid. Ha hecho una gran campaña y ha llegado un poco justo a la Eurocopa. Pero ya le ha cogido el pulso».

Como defensa, se fija en esa línea y sólo salen palabras de halago. «Era la más criticada, se veía como la parte más débil y no es así. Ahí está Puyol quien, al contrario que Ramos, no ha hecho una buena campaña y ahora está a tope. Y se complementa a la perfección con Marchena. A España le generan pocas ocasiones y, por el contrario, crea muchísimas y tarde o temprano marca». Su candidato es claro: «España». Sin embargo, respeta al rival: «Alemania no ha jugado tan bien como España, Croacia o Portugal, pero siempre está ahí».

Fusté: «Luis ganó a los críticos»

Fusté, campeón en 1964, no observa semejanzas entre aquel equipo y el actual. «Nosotros jugábamos más directo, con balones largos, y esta España hace fútbol en corto, posee la pelota y espera». Destaca la personalidad del entrenador: «Se le quiso condicionar con los hombres que debían ir, fue criticado y mantuvo sus ideas. Buscó futbolistas que no pierden el balón y fue valiente. Descartó a Raúl, a Guti, a Baraja, a Albelda y ha hecho un equipo que juega sin complejos y que puede vencer a cualquiera. El segundo tiempo frente a Rusia no lo supera ni el Brasil ni la Inglaterra de las mejores épocas». Atisba un peligro: «Son hábiles por alto, sobre todo Klose».

Ignacio Zoco también vivió en el césped aquel éxito de 1964. Piensa que Villalonga y Luis coinciden en una característica: «Formaron un equipo de verdad. Es lo que admiro de Luis. Ha sabido elegir sus hombres para crear un conjunto. En defensa ha confiado en Marchena, al que algunos criticaron». Le preocupa el adversario: «Creo en España, pero Alemania da miedo. Junto a Italia, es el peor enemigo. Los italianos nunca juegan un pimiento y siempre son competitivos, y los alemanes también».

Ricardo Gallego se quedó con la miel en los labios en París 1984. Hoy disfruta con la belleza de esta España 2008: «No me ha sorprendido, porque ha jugado muy bien. Nosotros hacíamos un fútbol más vertical, con mayor velocidad y más ocasiones de gol, mientras que la selección actual sabe poseer el balón y quien lo tiene aumenta sus posibilidades de vencer y, además, corre menos y fuerza el desgaste del contrario. Eso debe repetir ante Alemania». Niega que este equipo haya acabado con un complejo histórico: «Nunca lo hubo. Se perdió en cuatro ocasiones en los penaltis por mala suerte y por actuaciones arbitrales».

Víctor Muñoz, nuevo entrenador del Getafe, también se quedó a un paso del Olimpo hace 24 años. Ahora anhela que España consiga, por fin, otro éxito histórico: «La selección ha realizado una Eurocopa magnífica, ha demostrado mucha superioridad y no tuvo ningún partido malo. Se ha creado un grupo homogéneo. Ganarla sería un hito muy importante. Marcaría un antes y un después en nuestro fútbol. Significaría el triunfo del fútbol bonito frente al éxito del estilo rácano de Grecia en 2004». Recuerda el infortunio de 1984: «Llegamos diezmados a la final, por culpa de las lesiones y las tarjetas. Aquel también era un equipo equilibrado, con jugadores que atacaban bien».

Isacio Calleja frenó los ataques de Rusia en la final de 1964. Vivió el triunfo de un once de alta calidad: «Contábamos con grandes jugadores y sólo fallamos en un partido de los previos a la fase final, al perder 3-1 en Rumanía». Hoy, esta España le sorprende: «Juega muy bien y consigue muchos goles, ha rendido mejor que ninguna otra selección, es la mejor y debe ganar. Posee muchas más bazas que Alemania. España mueve el balón, espera y Xavi, Cesc o Iniesta dan el pase en profundidad que los delanteros convierten en gol». Ensalza al culpable: «Luis aguantó las críticas y fue fiel a sus ideas. Le han dado la razón».