FranciaLa gran lucha entre el PSG y el Mónaco

Las negociaciones por Kylian Mbappé muestran la nueva rivalidad entre ambos clubes

Actualizado:

El París Saint-Germain y el AS Mónaco son los dos grandes clubes del campeonato francés. El Mónaco es el actual campeón de Ligue 1 mientras que el PSG, acostumbrado desde hace varios años a ser líder en Francia, se quedó segundo.

Este verano, la lucha entre ambos equipos no se juega en un estadio sino en el mercado de fichajes. Kylian Mbappé, revelación del fútbol francés este año y estrella del Mónaco, es uno de los claros objetivos del PSG para la próxima temporada. Pero el club parisino está también interesado en otro jugador, Neymar, y se posiciona así en los dos casos más polémicos del verano.

Historias distintas con similitudes

El Mónaco nació en 1919 y es uno de los más antiguos clubes de la Federación Francesa de Fútbol (FFF). El equipo jugó su primer partido en la temporada 1924-25 en la Liga del Sureste pero consiguió el ascenso a primera división en los años 50. A lo largo de su historia, el club pasó por varios problemas tanto deportivos como financieros. En la década de los 60, los monegascos ganaron sus primeros títulos. Pero fue en los años 80 que el club del Principado cambió realmente a través de sus diferentes entrenadores, uno de ellos fue Arsène Wenger, y de la presentación del nuevo estadio: el Luis II. Con el técnico francés, el club llegó hasta los cuartos de final de la Copa de Europa de los Clubes Campeones (actual Champions League).

Los 90 confirmaron la dimensión del Mónaco a nivel nacional e internacional, contando con grandes jugadores como Barthez, Henry o Petit. En la primera parte de los años 2000, el Mónaco siguió creciendo con una de las mejores generaciones de su historia. El club eliminó en Champions al Real Madrid del Zidane jugador y al Chelsea, y llegó a la final frente al Oporto. Evra, Squillaci, Giuly o Morientes fueron unos de los jugadores emblemáticos de esta etapa. La segunda parte de la década fue más dura para los monegascos, con un descenso a segunda división durante dos temporadas (2011-2012/2012-2013), antes de su renacimiento a través de Dmitry Rybolovlev, quien compró el club en 2011. El Mónaco se proclamó campeón en 2017 y consiguió llegar hasta semifinales de Champions.

El París Saint-Germain nació en 1970 de la fusión entre el París FC y el Stade Sangermanois. Jugó en primera división en 1974 y la ciudad deportiva del Camp des Loges se inauguró al año siguiente. El PSG ganó sus primeros títulos en 1978 bajo la presidencia de Francis Borelli con jugadores como Luis Fernandez o Safet Susic. En los años 80, el club consiguió varias Copas de Francia, una de ellas en 1982 frente al Saint-Étienne de Platini. En la década de los 90, los parisinos llegaron cinco veces a semifinales de Copa de Europa de los Clubes Campeones con grandes jugadores como David Ginola o George Weah.

En la primera parte de los 2000, el PSG tuvo problemas financieros y deportivos, y Canal +, entonces dueño del club, decidió cambiar varios aspectos. El año 2011 marcó el principio de una nueva era, con la llegada de Qatar Sports Investments que tenía en mente grandes cambios para la entidad. Los qataríes, a través de Nasser Al-Khelaïfi, tenían ambiciones para el PSG y aportaron cien millones de euros para los fichajes de la temporada 2011-12. El equipo consiguió desde 2011 cuatro títulos de Ligue 1, tres Copas de Francia y cuatro Copas de la Liga gracias a futbolistas como Zlatan Ibrahimovic, Edinson Cavani o Marco Verratti.

Llegada de grandes dueños

Los dos clubes de Ligue 1 cuentan actualmente con dos de los presupuestos más elevados de Francia. En 2011, ambos fueron comprados por grandes fortunas, el Qatar Sports Investments del emir Tamim ben Hamad Al Thani en el caso del PSG, y Dmitry Rybolovlev en el caso del Mónaco. El destino de los dos equipos cambió totalmente y les permitió invertir en estrellas internacionales como Ibrahimovic, James, Cavani, Falcao o Di María para conseguir sus objetivos en las máximas competiciones europeas. Prueba de ello, el PSG y el Mónaco ganaron entre los dos las cinco últimas ligas.

Mandatarios carismáticos

Nasser Al-Khelaïfi, presidente del PSG, es una figura conocida dentro del mundo del deporte desde su llegada al equipo francés. Fue jugador de tenis hasta principios de los años 2000 y es actualmente presidente de la federación de tenis en Qatar. Tiene mucha influencia dentro del club y todas las informaciones sobre el club pasan por él.

Vadim Vasilyev, vicepresidente del AS Mónaco, es la otra personalidad más poderosa de la liga francesa. Desde su llegada en 2013, el ex trader ruso se encarga sobre todo del primer equipo y de los fichajes. Estableció objetivos y fue una de las claves en los fichajes de Éric Abidal, Radamel Falcao o James Rodríguez. Se ha convertido en pocos años en la cara más conocida del club del Principado.

Mbappé, en medio de la rivalidad

La joven estrella del Mónaco interesa a varios grandes clubes europeos, dentro de los cuales está el PSG. El principal rival del Mónaco en liga intenta desde hace varias semanas fichar al jugador francés y se ha reunido dos veces con él. Pero el club monegasco parece no estar dispuesto a vender a su mejor futbolista para reforzar la plantilla del adversario. Y no son tantos los traspasos de jugadores entre los dos clubes. En el pasado, Giuly, Rothen o Djorkaeff fueron vendidos de un club al otro. Recientemente, Kurzawa fue el único traspaso entre monegascos y parisinos, lo que aleja la idea de un posible fichaje de Mbappé al PSG.