El estadio de Tánger es una obra moderna preparada para el sueño marroquí de organizar un Mundial
El estadio de Tánger es una obra moderna preparada para el sueño marroquí de organizar un Mundial - ABC

La Federación impone jugar la Supercopa en Tánger

Pese a la negativa del Sevilla, el partido se disputará el 12 de agosto a las 22.00 en la ciudad marroquí

MadridActualizado:

La Federación Española de Fútbol zanjó ayer a través de un comunicado el culebrón de la Supercopa de España. Y es que a apenas tres semanas de la celebración del encuentro, aún no era oficial ni el lugar, ni el día ni la hora. Hasta el último momento, Rubiales ha intentado buscar la aprobación del Sevilla, que era el que se ha venido negando en rotundo a disputar el trofeo a un solo partido por los perjuicios que se provocan a sus aficionados, especialmente porque en los abonos de la temporada que acaba de comenzar constaba el partido de ida de la Supercopa. Tras un tenso cruce de acusaciones, el pasado viernes se reunió con el presidente sevillista, José Castro, pero la respuesta del dirigente del club andaluz volvió a ser la misma: «Jugaremos el partido porque nos lo hemos ganado y porque tenemos la posibilidad de obtener un título, pero no porque estemos de acuerdo. La Federación nos obliga a ello». Por primera vez este trofeo se jugará a partido único, el domingo 12 de agosto, y en territorio extranjero, con el Barcelona como campeón de Liga y Copa del Rey y el Sevilla como subcampeón copero.

Perjuicio para los abonados

Rubiales adelantó esta decisión el pasado 9 de julio, cuando anunció el fichaje de Luis Enrique como nuevo seleccionador, pero al asunto le faltaban unos flecos que resolver. «Tenemos que pedir permiso a la FIFA y permiso también a nivel de administración en España para que se hagan las gestiones oportunas», apuntó entonces el presidente de la FEF. Resueltas estas vicisitudes, no hubo vuelta atrás. A pesar de la negativa del dirigente sevillista, por el perjuicio que sufren sus abonados, Rubiales mantuvo la sede.

El Estadio de Tánger, señala la Federación, «es una de las modernas instalaciones del país vecino y cuenta con capacidad para 45.000 espectadores». Fue inaugurado en 2011 con un amistoso en el que participó el Atlético.

Detrás de la flamante sede en Marruecos se esconden motivos de salud para los jugadores, y por supuesto, también económicos. «La AFE nos plantea que debemos buscar un sitio donde celebrarlo a una hora no sea una olla de calor. Todos conocéis las condiciones climatológicas de Tánger y si viene una ola de calor lo sentimos y será algo que no podremos explicar. Sabemos que a partir de las siete o las ocho bajan las temperaturas, siempre por debajo de los treinta grados», explicó Luis Rubiales el 9 de julio.

Cada club recibirá seis mil entradas. Respecto a las cuestiones monetarias, el presidente de la FEF desveló que Javier Tebas le había trasladado que uno de los dos clubes (Sevilla o Barcelona) «pedía una compensación económica en torno a 950.000 euros», cantidad que, jugándose en Tánger, y siempre según las estimaciones de la Federación, «va a ser superior». Además, Rubiales reveló que los clubes no tendrán que costearse ni el viaje ni la estancia. El resto de entradas se podrán comprar online.