Los fantasmas no se han ido

Poco dura la alegría en casa del «pobre». La prudencia de Enrique Cerezo y Miguel ángel Gil después de la obtención del cuarto puesto en la Liga era una demostración de mesura, porque el Atlético no

POR TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN. MADRID
Actualizado:

Poco dura la alegría en casa del «pobre». La prudencia de Enrique Cerezo y Miguel ángel Gil después de la obtención del cuarto puesto en la Liga era una demostración de mesura, porque el Atlético no ha obtenido todavía una plaza en la Liga de Campeones. Lo que ha conseguido es la posibilidad de jugarla. El equipo deberá alcanzar el sueño en la tercera eliminatoria previa, que se disputará en agosto. Y lo más probable es que no sea cabeza de serie. Necesita que el Ajax y el Marsella fracasen este fin de semana en sus Ligas nacionales. Si uno de los dos gana, el conjunto madrileño se enfrentará a uno de los dieciséis clubes privilegiados, que incluyen desde el Liverpool, al Arsenal, pasando por el Juventus. Anderlecht, Basilea, Panathinaikos y Shakhtar serían los adversarios más asequibles.

No ser cabeza de serie es el precio que el Atlético pagará por haber estado fuera de Europa desde 1999 hasta la presente temporada, en la que disputó la UEFA gracias a la Intertoto. Su coeficiente UEFA (36.837 puntos) es muy bajo para aspirar a ese privilegio. La Liga de Campeones ya posee dieciséis equipos clasificados y las tres rondas previas dilucidarán los otros dieciséis participantes del torneo. Para ese objetivo habrá dieciséis cabezas de serie y quince plazas ya están ocupadas. La decimosexta se la juegan Ajax (51.610), Marsella (63.380) y Atlético (38.837). La entidad española necesita que el Twente (14.610) supere al Ajax en su duelo particular del domingo y que el Nancy (25.380) logre ante el Rennes, el sábado, el mismo resultado que el Marsella alcance frente al Estrasburgo.

La 16: Ajax, Marsella o Atlético

El peor coeficiente de Twente y Nancy darían el puesto al cuadro madrileño. El Twente venció 2-1 al Ajax en la ida y necesita empatar en la vuelta. El Nancy suma un punto más que el Marsella en el campeonato francés y sólo debe copiar a su enemigo. Si uno de los dos grandes de Francia y Holanda supera a a los dos modestos de sus países, el Atlético bajaría al segundo bombo y se jugaría el retorno a la Liga de Campeones en la fortuna del sorteo y en un duelo a vida o muerte.

Bajo esta premisa, el morbo exigiría un enfrentamiento con el Liverpool de Torres, que el domingo telefoneó a sus compañeros después de vencer al Deportivo. El Arsenal de Cesc competiría en interés. Y el Fenerbahce de Roberto Carlos, un rival menos potente. El Barcelona queda excluido, al pertenecer a la misma nación. Pero el club madrileño desearía, en esta hipótesis, una mejor suerte en el sorteo de la tercera ronda, que se celebrará el 1 de agosto en Nyon. Anderlecht y Basilea, los deseados. Steaua, Spartak de Moscú, Panathinaikos y Shakhtar también se firmaban ahora mismo.

Heitinga puede perjudicarle

Lo que son las cosas: Johnny Heitinga, capitán del Ajax, ha fichado por cinco años con el once atlético y puede dejarle fuera del «top 16» si el domingo derrota al Twente.

La tercera ronda previa decidirá los otros dieciséis clasificados para la «Champions» y los perdedores disputarán la Copa de la UEFA. Los rojiblancos esperan superar los últimos fantasmas de la tercera eliminatoria y volver por fin a la Copa de Europa. Los «cocos», como se ve, aún no se han ido.