Martin Odegaard, durante un entrenamiento con Noruega
Martin Odegaard, durante un entrenamiento con Noruega - AFP

España-NoruegaOdegaard vuelve jugar en la tierra prometida

El futbolista noruego, propiedad del Real Madrid, está cuajando una gran temporada en el Vitesse y llega a la cita ante España con ganas de reivindicarse

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Martin Odegaard volverá a jugar hoy en España. Lo hará con su país, rival de los de Luis Enrique en las rondas clasificatorias para la Eurocopa de 2020. Su breve estancia en el Real Madrid, al que todavía pertenece, le ha convertido en uno de los protagonistas de la previa. Sin embargo, que la noticia sea su vuelta a España escenifica la incapacidad que arrastra de hacerse un hueco en el club blanco desde su fichaje en 2015. Lejos de desistir, no tira la toalla y trata de ganarse en los campos de Holanda un billete de vuelta a la capital española. En Mestalla tiene una oportunidad de oro para reivindicarse en la tierra prometida.

Odegaard nació hace veinte años en Drammen, una ciudad dormitorio del sur de Noruega, a cuarenta kilómetros de Oslo. En esta localidad dio sus primeras patadas al balón y fue allí donde se inició como profesional en el Stromsgodset, club centenario de la ciudad. El enorme talento que atesoraba en sus botas le auguraba un gran futuro y su padre, exfutbolista y entrenador, fue el encargado de dar a conocer a su vástago por Europa. Así, hizo pruebas por medio continente: Bayern, Arsenal, United, Liverpool; finalmente, el Real Madrid se hizo con sus servicios cuando apenas tenía 17 años. Su sueño era jugar y triunfar al calor del Mediterráneo.

Su carrera, en cambio, le ha llevado por otros derroteros. Su fútbol se disfruta ahora a miles de kilómetros de Madrid, y su figura, la de promesa blanca, empieza a diluirse en el imaginario del aficionado madridista. Por ello, la de este sábado no es una cita cualquiera para él. Odegaard intentará amargar la noche a la selección española. Sería la mejor forma de volver a colarse en los planes de futuro del Real Madrid y Zidane.

Clave en su equipo

El centrocampista zurdo llega a este partido en un momento inmejorable. Odegaard está cuajando una gran temporada, en la que está coleccionando una buena ristra de elogios. Después de una cesión de temporada y media en el Heerenveen, son los colores del Vitesse holandés los que ahora defiende. Allí es una de las piezas clave del equipo. Tanto es así que su rendimiento ha acrecentado los rumores que le sitúan en un gran club la temporada que viene, incluido el Real Madrid.

Las cifras hablan por sí solas. En 27 partidos ha anotado siete goles y ha repartido seis asistencias. Es el futbolista de la Eredivisie que más ocasiones ha creado para su equipo (25). Por ello, son muchos los que ven inevitable su salto al siguiente escalón. «Tiene nivel para hacerse un hueco en el Real Madrid de Zidane. Yo no sé si volverá. pero él está jugando muy bien, mucho más directo desde que está en Holanda. Creo que podría tener cabida en la plantilla del Real Madrid, aunque quizás no en el once titular», aseguró Lars Lagerbäck, seleccionador nacional de Noruega.

En Holanda ha encontrado la continuidad y el fútbol que un jugador de su edad necesita para progresar. Ahora es uno de los pilares en su equipo y una de las figuras entre sus compatriotas. En la previa del partido ante España, Odegaard fue preguntado sobre su posible vuelta al Real Madrid y por el regreso de Zidane al banquillo: «Me llevo muy bien con él, pero no sé qué decidirán con mi futuro. Creo que puede ser positivo para mí porque me conoce y puede hacerse una idea pronto de lo que puedo dar al equipo. Lo conozco bien y tenemos una buena relación. Lo tuve muchos años como entrenador, tanto en el Real Madrid como en el Castilla. De todas maneras, no sé qué pasará a final de temporada. Estoy muy a gusto en el Vitesse y haciendo muy buena temporada, pero no he hablado con nadie del Real Madrid aún».

En su regreso a España, este joven talento noruego tratará de seguir ganando adeptos para su causa: triunfar de blanco. Otros clubes como el Ajax andan al acecho, por lo que el Real Madrid tendrá que decidir qué hacer con él a final de temporada. El partido de hoy puede ayudar a decantar la balanza.