Piojo: «La velocidad puede hacer daño al Barcelona»
Claudio López fue la bestia negra del Barça de Van Gaal - MIGUEL BERROCAL
COPA DEL REY

Piojo: «La velocidad puede hacer daño al Barcelona»

Un delantero eléctrico. Veloz. Definitivo frente a la portería rival. Sobre todo, la del Barça a finales de los 90. Con el Valencia ganó la Copa (1999), la Supercopa (99) y fue subcampeón de la Champions

RAÚL COSÍN
Actualizado:

A Louis Van Gaal le cambiaba el semblante cuando en el vídeo marcador de Mestalla o del Camp Nou aparecían la fotografía y el número del «Piojo» López. Temblaba. Decía que más que el veloz delantero argentino del Valencia le tuviese tomada la medida a su Barcelona, se la tenía tomada a él. Y a los Bogarde, Frank de Boer o Abelardo. Villano cruel para la parroquia azulgrana. Héroe máximo para el valencianismo. Acribilló al Barça en la Liga, la Copa (1999), la Supercopa (1999) o la Champions. Quince partidos, doce goles. Claudio Javier López (Córdoba, Argentina, 17/07/1974) atendió ayer a ABC desde su ciudad natal. Un protagonista de los Valencia-Barcelona que recuerda otros tiempos y analiza los nuevos. Hoy está mucha distancia, aunque dice que «Valencia queda muy cerca en el corazón». Seguirá por televisión —«si el cable no lo impide», espera—, la ida de semifinales entre el Valencia y el Barça. En partidos como éste, él ya brilló.

—Hace un par de años protagonizaba un entrañable spot desde Kansas de una marca de cerveza en la que se ponía a disposición del Valencia y Unai Emery. Ahora le vendría muy bien reforzarse con un futbolista que le tomó la medida al Barcelona.

—(sonríe) El Valencia es un grande, están terceros en la Liga y están haciendo las cosas bien. No me necesitan. Es cierto que cuando van a jugar contra el mejor equipo de Europa y casi del mundo la cosa se complica, pero hay que tener fe en que las cosas le puedan salir. En fútbol, todo es posible.

—Estuvo cuatro temporadas en el Valencia. Disputó entre Liga, Copa, Supercopa y Champions quince partidos contra el Barça y le marcó doce goles. Les tenía tomada la medida.

—Creo que el juego que realizaba entonces el Barcelona favorecía al nuestro. Además, los partidos se ponían de cara hacia nosotros y en cierto momento eso facilitaba mucho más el trabajo. Sí tuvimos una racha muy buena y muy positiva contra el Barcelona. Lógicamente, en lo personal fue una etapa muy buena. Al final lo que ocurría era que tenía ocasiones y tuve la fortuna de que entraban.

—¿Hay algún partido contra el Barça que recuerde especialmente?

—No pondría ninguno por encima de otro. Todos fueron lindos, muy especiales, y supimos aprovechar nuestro momento. Éramos un equipo muy fuerte, con las ideas muy claras. Sí que es cierto que las copas tuvieron más repercusión que otros partidos.

—Sigue activamente el fútbol español. Conoce a ambos equipos. ¿Cuáles pueden ser las claves de esta eliminatoria?

—La diferencia de goles, claro. Para el Valencia es importante dejar en Mestalla la portería a cero. Pero la clave es mantenerse con la mentalidad y la tensión en los dos partidos. No valen los despistes. Y menos con jugadores como Messi o Xavi en el campo.

—El fútbol en esencia siempre es igual, pero evoluciona con el tiempo. ¿El Barcelona o el Real Madrid de su etapa en España han cambiado mucho respecto a los actuales?

—Creo que sí. Se han superado. El Barcelona por ejemplo, aunque entonces ya tenía grandes jugadores y muchos campeonatos, hoy creo que es muy superior. Y el Madrid igualmente. Los jugadores van cambiando. Se intenta subir el nivel y mantener a estos clubes a la altura más alta. Y creo que el fútbol también evoluciona, aunque es cierto que la esencia no se pierde.

—Ustedes practicaban un fútbol de mucha presión y salidas endiabladas a la contra. Sobre todo con usted. ¿Al actual Barça se le hace daño así?

—Puede ser que si un equipo aprovechar la velocidad en determinados momentos sí se le hace daño, pero el Barcelona es un equipo que tiene muchísimo la pelota a su favor. Si el adversario no está bien preparado para soportar eso y se plantea jugar de tú a tú me parece que es una equivocación.

—El Real Madrid aventaja en siete puntos al Barcelona en la Liga. ¿Es mucha renta?

—Más allá de que sean siete puntos, creo que no hay tanta diferencia. Sí creo que la Liga se decidirá entre estos dos equipos, pero entre ellos pueden pasar muchas cosas todavía.

—Colgó las botas hace unos meses tras jugar con los Colorado Rapids. ¿Qué hace hoy en día?

—Descanso. Disfruto de la familia. Mirar un poco de fútbol de Argentina y de fuera. Sobre todo por televisión, porque no voy mucho a los estadios. Disfrutando de otra manera y pensando qué se puede hacer en el futuro.

—¿Seguirá en el fútbol o tiene otros pensamientos?

— No sé. Estoy viendo que proyectos hay, qué se puede armar,...

—¿Le llaman la atención los banquillos? ¿Seguiría los pasos de Simeone que dirige al Atlético?

—Por ahora no me llama tanto la atención. No sé en un futuro.