LIGA BBVA

Dubai, al rescate del Zaragoza

El presidente negocia la venta del club, que debe 130 millones, a un grupo inversor del emirato

ZARAGOZA Actualizado:

La Liga BBVA ha despertado definitivamente el interés de los inversores extranjeros, que ven en la compra de clubes españoles —a pesar de la elevada deuda acumulada— nuevas oportunidades de negocio. El Málaga fue el pionero. Rompió moldes y en verano pasó a ser controlado por el jeque qatarí Al-Thani. Este caso ya no es una excepción y ha abierto una vía de «salvación» para otras entidades en apuros económicos. Si la semana pasada fue el Racing de Santander el que pasó a manos del empresario indio Ahsan Alí Syed después de unas intensas y duras negociaciones, la afición del Real Zaragoza se levantaba ayer con la noticia de que su equipo se encuentra en el punto de mira de un fondo soberano de Dubai.

La posible venta del conjunto de La Romareda fue el tema de tertulia para los zaragocistas desde primera hora de la mañana. Según publicaba el «Heraldo de Aragón», el presidente y accionista mayoritario, el constructor Agapito Iglesias, negocia una opción de compra del club que ascendería a tres millones de euros, un precio que bajaría en el caso de que el equipo entrenado por el mexicano Javier Aguirre descienda a Segunda división a final de temporada. Además, los compradores tendrían que asumir los 130,9 millones de euros de deuda que arrastra la entidad y la liberalización de los avales personales del presidente, quien sin embargo permanecería al frente de la sociedad hasta el final de la temporada.

Silencio del club

El Real Zaragoza, por su parte, transmitiría a los compradores las sociedades Zaragoza Sport Arena S.L, propietaria de la mayor parte del accionariado; Zaragoza Real Estate, propietaria de las terrenos recalificados de las oficinas de La Romareda; y el Grupo Esmeralda S.L, dedicado a la intermediación de futbolistas. Aunque fuentes del club rehusaron hacer a Efe ninguna valoración, la opción de compra debería quedar formalizada entre los días 15 y 22 de este mes.

En representación del capital dubaití —según el diario aragonés—, estaría actuando el letrado Aurelio Rodríguez Villuendas, especializado en derecho mercantil y quien ocuparía, en el caso de hacerse efectivo el traspaso del club, el cargo de director general. Como nuevo presidente figuraría Javier Abad, empresario del sector del mueble, vinculado al fútbol regional y agente de FIFA. Por su parte, el ex jugador Xavi Aguado ocuparía el cargo de director deportivo y para otros puestos de relieve se contaría con el uruguayo Gustavo Poyet, actual entrenador del Brighton de la Segunda B inglesa, y con Antonio Soriano, ojeador del Real Madrid en Aragón.

Aunque el alcalde de Zaragoza, el socialista Juan Alberto Belloch, aseguró que el equipo de gobierno municipal desconocía las supuestas negociaciones de Agapito Iglesias, el consejero municipal de Deportes reconoció que tenía conocimiento de que se estaban produciendo contactos para la venta del club, aunque éstos «iban por otros tiros». El Ayuntamiento de Zaragoza es propietario del estadio de fútbol de la Romareda y negocia en estos momentos con el presidente su participación para la financiación de la construcción del nuevo estadio de Miraflores proyectado en el barrio de San José. A pesar de esta posible venta, el vicealcalde, Fernando Gimeno, insistió ayer en que el plan no se va a paralizar y que el objetivo principal es que el nuevo campo en el que jugará el Real Zaragoza deber ser una realidad logrando el mayor consenso posible.