La policía separa en Berlín a seguidores de Alemania y Brasil para evitar males mayores Epa

Desórdenes y detenidos en Alemania

DPA
Actualizado:

HAMBURGO. Si bien la mayoría de los aficionados alemanes aceptó como justa la victoria de Brasil por 2-0 sobre Alemania en la final del Mundial 2002 en Yokohama, en algunas ciudades alemanas hubo desórdenes, contusos y detenidos por ligeros incidentes que se produjeron a lo largo del partido.

Por ejemplo, en Múnich, la policía detuvo a siete hinchas alcoholizados que insultaron e intentaron agredir a peatones, mientras que en Núremberg, la policía tuvo que intervenir en una pelea entre aficionados ebrios y detuvo a cuatro personas, de las que algunos portaban armas de fogueo y petardos.

Lo mismo ocurrió en Leipzig, donde los arrestados fueron diez, después de que se produjeran enfrentamientos entre bandas rivales en el centro de la ciudad. Sin embargo, los hechos de violencia no llegaron a mayores y la tranquilidad presidió el clima en las distintas ciudades alemanas, informó la polícia.