Minuto de silencio antes del CD Palo-CD Loja disputado el 26 de febrero de 2017
Minuto de silencio antes del CD Palo-CD Loja disputado el 26 de febrero de 2017
Tercera división

El desamparo del Loja, primer club que denunció a sus propios jugadores por un amaño por apuestas

Un año después de despedir a cuatro futbolistas, el club granadino no ha declarado ante la juez y ha tenido que jugar contra los antiguos miembros de su plantilla

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Una placa que luce en sus vitrinas reconoce al Loja CD como el primer club de España que hizo frente a las apuestas y denunció a sus propios jugadores por el amaño de un partido de fútbol, pero en la entidad granadina cunde el desánimo cuando se cumple un año de tener que pasar por aquel mal trago. «La Federación Andaluza nos entregó el Premio a la Integridad y nos puso como ejemplo para que otros conjuntos siguieran nuestro ejemplo, pero nos sentimos totalmente desamparados. El presidente todavía no ha declarado ante la juez de Málaga que lleva el caso y no sabemos cuándo lo hará. Estaba previsto que fuera en octubre del pasado año, por videoconferencia, pero falló la tecnología y se suspendió la declaración. Todo va muy despacio y aún no hay fecha», explica a ABC un portavoz de la entidad que preside Antonio Guardeño. [Un árbitro, entre los 31 detenidos por apostar a faltas y córners]

A finales de febrero de 2017, el conjunto lojeño denunció ante la Guardia Civil el amaño del encuentro de Liga del grupo IX de Tercera división disputado en el estadio de El Palo malagueño y despidió fulminantemente a cuatro miembros de su plantilla, un portero y tres jugadores de campo. En el vestuario reconocieron que habían apostado y el club andaluz aplicó inmediatamente su código interno. «Tardaron solo dos semanas en encontrar un nuevo vestuario, pero en categorías inferiores porque el plazo de fichajes ya estaba cerrado en Tercera. Esta temporada, el guardameta y dos de esos jugadores han sido rivales nuestros porque en verano firmaron por conjuntos de nuestro grupo. Parece increíble, pero es así. Cuando hemos coincidido con ellos en los partidos no ha resultado nada agradable. Hay cierta sensación de impunidad».

La juez sigue recabando testimonios y pruebas, pero el Loja confía en que su denuncia llegue finalmente a juicio después de verse obligado a afrontar los últimos meses de la temporada pasada sin posibilidad de fichar jugadores, por lo que tuvo que tirar de cuatro juveniles. «La normativa es así, pero una de las cosas que más nos molestó es que la Federación Española nos insinuó que los cuatro despidos podían ser una argucia para reforzar la plantilla fuera de plazo», se lamentan desde el club andaluz. Y su portavoz deja una reflexión a través de este periódico: «Un equipo que se esté jugando el ascenso o el descenso podría llegar a pensar que no le compensa denunciar a costa de debilitar su plantilla».

El Loja, sin embargo, no está solo en esta lucha. La Liga y ProLiga, entidad que aglutina a más de 350 clubes de Segunda B y Tercera, se han presentado como acusación particular en este caso.