Dembélé se retira lesionado acompañadopor los médicos del Barcelona - AFP

Getafe-BarcelonaGrave lesión de Dembélé: cuatro meses de baja

El jugador francés de los 150 millones de euros no volverá a jugar hasta 2018 por una rotura en el tendón del bíceps femoral de su pierna izquierda

BarcelonaActualizado:

Los malos presagios se han hecho realidad. La lesión que Ousmane Dembélé sufrió este pasado sábado en Getafe es muy preocupante: rotura del tendón del bíceps femoral de su pierna izquierda, lo que le obligará a pasar por el quirófano y le tendrá fuera de los terrenos de juegos cuatro meses. El Barcelona envió un comunicado al mediodía confirmando los peores presagios. «Las pruebas realizadas al jugador han determinado que tiene una rotura en el tendón del bíceps femoral de la pierna izquierda. El jugador será sometido a tratamiento quirúrgico por el doctor Sakari Orava la próxima semana en Finlandia. El tiempo prevista de baja será de entre tres meses y medio y cuatro meses», rezaba el parte oficial.

El francés notó un pinchazo a los 25 minutos del partido al tratar de ceder un balón a Luis Suárez con el talón. Enseguida se dio cuenta de la gravedad, se dejó caer sobre el terreno de juego y solicitó la entrada de las asistencias. El doctor Yanguas comprobó que no podía seguir jugando y pidió inmediatamente el cambio. El futbolista se retiró con evidentes signos de dolor y preocupación. Ya durante el viaje de vuelta, se empezó a sospechar de la gravedad de la lesión y las caras de preocupación eran evidentes en la comitiva azulgrana.

Cuatro meses de baja privaría al futbolista a participar en una importante parte de la temporada. De hecho, Dembélé no podrá volver a jugar hasta mediados de enero, lo que provocará que se pierda un mínimo de 15 partidos de Liga, lo que significa que no jugará más en casi toda la primera vuelta, y toda la primera fase de la Champions League, además de las dos primeras rondas de la Copa del Rey. Además, hay que tener en cuenta que después deberá completar un periodo de adaptación para poder coger el ritmo óptimo de competición.

Es sin duda un grave contratiempo para Ernesto Valverde, al que le ficharon a Dembélé para paliar las carencias en profundidad y desborde que atenazaban al equipo tras la marcha de Neymar al PSG. Además, supone un problema debido a que el francés es el fichaje más caro de la historia del club. Se pagaron 105 millones fijos más otros 40 en sencillas variables que se acabarán abonando. Dembélé no es un jugador propenso a las lesiones y, de hecho, en su corta carrera profesional solo sufrió un percance al tener que estar diez días de baja por un problema en el pubis. No obstante, los médicos del club ya detectaron a su llegada un ligero problema con su peso. Uno de los objetivos de galenos era incrementar su masa muscular para que ganara presencia física y no se viera afectado por este tipo de lesiones.