Fútbol

Defensas a precio de Balón de Oro

El inminente fichaje de Maguire por el United, a cambio de 90 millones de euros, el último de una alocada inversión en centrales

MadridActualizado:

A falta de la oficialidad del traspaso, Harry Maguire se convertirá en los próximos días en el defensa más caro de la historia del fútbol. El Manchester United va a pagar 90 millones de euros por el defensa del Leicester y de la selección inglesa, dándole un nuevo impulso a la ola en la que se ha sumergido el mercado de centrales en este final de década: «Esto es muy sencillo. Ley de oferta y demanda. Cuando hay muy pocos defensas muy buenos hay que pagarlos caros, como pasó con Van Dijk hace año y medio», explica a ABC Ginés Carvajal, uno de los agentes españoles de mayor reputación en el mundo del fútbol. «Hasta hace pocos años, pagar un cifra importante por un defensa, y también por un portero, era inimaginable. Ahora, hay dinero e igual que se pagan 80 millones por un guardameta, se abonan 90 por un central. Así está el mercado y hay que asumirlo».

Los 85 millones de euros que pagó el Liverpool por Van Dijk en el mercado invernal de 2018 sonaban a locura de Klopp, desesperado por las carencias defensivas de su equipo. En el central holandés depositó todas sus esperanzas, tras dos temporadas brillantes en el Southampton, pero su precio desató una riada de críticas que hoy están guardadas en caja fuerte: «Los clubes buscan centrales rápidos, de buen manejo de balón, con autoridad y jerarquía, y dominante juego aéreo. En solo 18 meses, Van Dijk ha demostrado que pagar mucho dinero por un central es tan importante como hacerlo por un goleador. Ha sido nombrado mejor jugador de la Premier y MVP de la final de la Champions. Y nadie ha puesto en duda ambos reconocimientos», cuenta Iván Campo, exdefensa del Real Madrid y de la selección española.

El donostiarra fue fichado por el club blanco en 1998, a cambio de 1.000 millones de pesetas (6 millones de euros), un precio entonces desorbitado para un central y que hoy sería considerado un chollo: «Entonces esa cifra se consideró una locura, pero ahora la mayoría de entrenadores entienden que toda organización del equipo debe comenzarse por detrás para llegar bien a la zona de ataque. Hoy, mantener la portería a cero en tan importante como el gol y por eso se pagan esa cantidades tan elevadas por defensas. Un central bueno y con futuro ya tiene un precio base de 50 millones de euros. De ahí no baja. Mira Militao, por ejemplo».

Hasta hace muy poco tiempo, pagar dos dígitos con seis ceros por un defensa era un chiste para la dirección deportiva de un club. En 2019, un defensa es el principal candidato a ganar el Balón de Oro: «Sería bueno para el fútbol», reflexiona Ginés Carvajal. «En este tipo de premio individual siempre tiene ventaja el goleador, porque no olvidemos que el fútbol es un negocio sustentando en meter la pelota dentro de la portería contraria. Ojalá Van Dijk gane el galardón. Sería un justo reconocimiento, pero no lo veo», dice Iván Campo.

Donato, 480.000 euros

Otro defensa histórico de nuestro fútbol celebra que los centrales sean por fin una figura valorada en lo económico. Junto a Fernando, formó la mejor pareja de centrales de la historia del Vasco de Gama, y una dupla inolvidable con Naybet en el Deportivo, al que llegó gratis procedente del Atlético, que sólo pago 480.000 euros al club brasileño para llevárselo al Vicente Calderón: «Ojalá tuviera yo ahora 25 años», asegura Donato entre risas, mientras se frota las manos. «Yo siempre pongo un ejemplo. Cuando Fernando Hierro se marchó del Real Madrid, todos los centrales parecían malos. Cuando él jugaba, su acompañante parecía el segundo mejor central del mundo tras Fernando. En el fútbol de hoy no puedes competir sin dos centrales de nivel», añade el hispanobrasileño.

Donato recela de ese mantra en el que el error del defensa siempre ha sido más castigado y publicitado que el del delantero. El exfutbolista viene a decir que a un goleador se le perdona echar fuera un balón a puerta vacía, pero si es un defensa el que mete la pelota en su propia portería, el error dará la vuelta al mundo: «Lo de Cannavaro fue una excepción. Creo que nunca más veremos a un central ganar un Balón de Oro, pero siempre habrá centrales en la lista de los mejores jugadores de la historia del fútbol».