Dani Olmo celebrando uno de los goles marcados ante Montenegro
Dani Olmo celebrando uno de los goles marcados ante Montenegro - EFE
Selección sub 21

Dani Olmo, la estrella de España que quiere salir de Zagreb

El centrocampista ha sido de los jugadores más destacados de la Selección sub 21, marcó ayer un doblete ante Montenegro y el pasado viernes anotó el único tanto del partido ante Kazajistán

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Dani Olmo sale a exhibición por partido que juega con la España de Luis de la Fuente. En la última convocatoria fue el jugador más destacado. Ejerció de capitán y no pudo conducir mejor a la Selección hacia la victoria.

El pasado viernes, ante Kazajistán, anotó el gol de la victoria (1-0) desde el punto de penalti en una muestra de los galones que tiene dentro del vestuario. Ayer, ante Montenegro, a los nueve minutos de partido ya había marcado un doblete de bella factura. El primero fue un disparo preciso desde la frontal del área con la pierna derecha, y con el segundo demostró la enorme calidad y sangre fría que hay en sus botas al definir casi dentro del área pequeña por debajo de las piernas del portero montenegrino.

El nivel que atesora el centrocampista manifiesta que está totalmente capacitado para jugar en una liga de mayor nivel en la que se encuentra (Dinamo de Zagreb de la liga de Croacia).

Atrapado en Zagreb

A los 16 años cambió su Tarrasa natal por Zagreb. Formándose en las categorías inferiores del Barcelona consiguió llamar la atención de equipos europeos. Una decisión que le permitiría ganar experiencia y formación hasta que estuviese preparado para dar el salto a una de las grandes ligas europeas.

Suma ya seis años en el país balcánico. Más de un lustro que le ha permitido disputar 108 partidos con el primer equipo, ganar cuatro Prva NHL (Liga de Croacia), tres Copas y una Supercopa. Además, también ha podido adquirir experiencia en competiciones continentales al disputar encuentros de la Champions League (11) y de la Europa League (10).

Una joven promesa que se confirmó el año pasado, que firmó su mejor temporada desde que está en el Dinamo. Doce goles y nueve asistencias que justifican que está preparado para dar un salto de calidad. El broche a su año lo puso en el Europeo sub 21 que España disputó en Italia. Olmo se destapó como una de las grandes atracciones del combinado nacional y que a la postre acabaría levantando el título. Su actuación fue muy destacada con goles de vital importancia: uno a Bélgica, trascendental para seguir con opciones para superar la fase de grupos, y otro en las semifinales ante Francia. Finalmente estuvo presente en el once ideal del torneo, lo que supuso una revalorización del centrocampista.

Su aportación al equipo de Luis de la Fuente despertó la atención de los grandes de Europa, que empezaron a llamar a la puerta de Mirko Barisic, presidente del club. El mandatario se ha mostrado inflexible, pues pide por él 40 millones de euros. «Creo que ese precio era demasiado alto. No porque crea que valgo menos, sino porque juego en la liga croata, y los clubes extranjeros se fijan en eso. Realmente, es difícil que algún jugador de la liga croata alcance ese precio», declaró Olmo al diario Sportske novosti.

«No tengo nada que esconder: quería irme del Dinamo, ya que quise avanzar, irme a un club más fuerte, de los cinco grandes (España, Italia, Inglaterra, Alemania y Francia). Pensé que este verano era el mejor momento para irme», confesó el joven centrocampista. Según este diario, el Dinamo ofreció a Olmo un nuevo contrato con el que llegaría a ganar 1,2 millones de euros.

Con el mercado de fichajes ya cerrado se ve obligado a estar otro año más en Croacia, una liga que poco a poco se le va quedando pequeña. Sus opciones de resaltar pasan por hacer un buen papel en la Champions League -encuadrado en el grupo del Manchester City, Atalanta y Shakhtar- y seguir contando para los planes de Luis de la Fuente. Los partidos de la sub 21 han pasado a ser el principal escaparate de Dani Olmo, que se muestra deseoso por salir a un equipo de mayor nivel.