Resistencia esperanzadora
Jonas celebra su gol, el más rápido de la historia de la Champions - EFE
Valencia3901B. Leverkusen
LIGA DE CAMPEONES

Resistencia esperanzadora

Jonas marca en nueve segundos el gol más rápido de la historia de la «Champions»

VALENCIA Actualizado:

Resiste el Valencia en la lucha por clasificarse para los octavos de la «Champions». Necesitaba un triunfo para evitar tener que lamentar una dolorosa despedida de la máxima competición europea y lo logró sufriendo. Consiguió un valioso triunfo ante el Bayer Leverkusen, al que no alcanza en la clasificación por un punto, pero al que ahora supera en el golaverage particular. Siguen vivos los valencianistas sin brillo, sin desarrollar un buen partido, sin convencer en muchas fases ante un Bayer que supo aprovechar la lesión de Banega. Pero los españoles demostraron su pegada. Soldado y Ramí aparecieron cuando peor cara tenía el partido para los de Emery y redondearon el tanto de récord de Jonas Gonçalves. [Narración y estadísticas]

La diana del brasileño abrió el debate sobre si se convertía en el más rápido de la historia de la competición. Jonas aprovechó un error del meta para golpear con suavidad y muy colocadito un balón que se metió en la meta alemana. El balón entró a los 10.04 segundos, rebajando el tiempo del gol marcado en 2007 por Makaay con el Bayern en un partido ante el Real Madrid (10.12 segundos). Tras ello, movió bien la pelota Banega, pero el argentino se retiró en el ecuador del primer acto con un golpe en la rodilla. Ahí perdió el norte el Valencia, que ya había visto como Alves salía en dos ocasiones a evitar el empate.

Se asentó el Bayer en Mestalla para mandar sin Banega. Empujó. Sobre todo, llevó peligro cuando tuvo el balón. Los de Emery cambiaron las sensaciones positivas por las negativas,y el panorama se oscureció cuando Kiessling empató de cabeza.

El paso por vestuarios no aclaró en exceso las ideas blanquinegras, pero una llegada al fondo de Mathieu acabó con un centro lleno de fe que Soldado remató como solo lo hacen los «9» y permitió a los locales liberar tensión y la dinámica cambió. Decidió mandar entonces el Valencia en su estadio y encarriló la victoria con un testarazo de Ramí. Otro gol del central francés, que deslumbra por su poderío. Resistió el Valencia hasta el final.