El árbitro inglés acusado de racismo, inocente según la Federación inglesa
Mark Clattenburg habla con Obi Mikel - AFP
fútbol internacional

El árbitro inglés acusado de racismo, inocente según la Federación inglesa

Mark Clattenburg, señalado después del Chelsea-United, no se enfrentará a ninguna medida disciplinaria

Actualizado:

Mark Clattenburg es inocente. Así lo estima la Federación inglesa de fútbol (FA), que ha confirmado este jueves que no impondrá ninguna medida disciplinaria contra el árbitro acusado de insultos racistas contra jugadores del Chelsea durante el partido contra el Manchester United de la Premier League.

El Chelsea elevó una queja a la Federación por un presunto abuso verbal sobre el nigeriano John Obi Mikel durante aquel polémico partido en el que fueron expulsados Ivanovic y Fernando Torres. «La Federación ha concluido su investigación. No habrá medidas disciplinarias contra Clattenburg», sentencia en un comunicado la FA.

Clattenburg queda libre, pero no así el que fue señalado entonces como víctima. La FA ha explicado en otro comunicado que Mikel ha sido acusado por violar las normas. «Dentro o en los alrededores de la caseta arbitral, Mikel utilizó palabras amenazantes, abusivas o insultantes y/o mal comportamiento», explica cual trabalenguas la Federación, que da al jugador 8 días de plazo para que presente su defensa.

La Federación ha revelado además que la acusación contra Clattenburg nace del brasileño Ramires. «Según su versión, escuchó al árbitro decirle a John Obi Mikel después de una de las rojas: "cállate, mono"», explica la nota, que confirma que John Obi Mikel no escuchó el comentario.

La investigación concluye que otros tres testigos de la acción no escucharon el presunto insulto hacia el jugador nigeriano. «Los vídeos del partido son incapaces de sustentar la acusación», añade la Federación. Clattenburg, por su parte, ha explicado en un comunicado que quiere pasar página. «Saber que eres inocente de algo pero que hay una posibilidad de que tu carrera se hunda es aterrador», explica.

El árbitro explica que el racismo «no tiene lugar en el fútbol» e invita a las víctimas de incidentes xenófobos a denunciar los hechos. Este mismo mes la Policía británica archivó otra investigación sobre clattenburg inciada por una queja de la Sociedad de Abogados Negros.