Jovic, durante la presentación con el Madrid
Jovic, durante la presentación con el Madrid - REUTERS
Europeo sub 21

Cinco estrellas mundiales por las que merece la pena seguir el Europeo sub 21

En la competición que empieza este domingo en Italia habrá varios futbolistas que brillan ya en la élite

Actualizado:

Es domingo y el fútbol parece ya sumido en una calma balsámica que invita al asueto, a aparcar el mando del televisor hasta agosto y a pensar en cualquier otra cosa. Pero en apenas tres días, el calendario se ha emperrado en poner al aficionado al fútbol en un brete de aúpa. A un Mundial sub 20 que con el triunfo de Ucrania ya tocó a su fin le dan ahora el relevo la Copa América, la Copa Oro y el Europeo sub 21 más, de aquí al viernes, la Copa África.

En Italia empieza hoy el torneo menos «sub» de los que conforman las categorías inferiores. A un pasito de confirmarse como estrellas en algunos de los equipos más importantes del planeta, son muchos los jugadores que asisten a esta cita como quien va a un bautizo: por compromiso. Lo mismo sucede en sentido contrario, claro. Rodrigo o Asensio, por poner dos ejemplos cercanos, prefirieron guardar el traje para una ocasión con más caché. Por suerte, aún queda un buen número de figuras a las que echar el ojo para entretener la espera del verano.

Luka Jovic (Serbia, 1997)

Su reciente fichaje por el Real Madrid lo ha puesto en las pocas miras que aún no se habían fijado en él. Ha sido uno de los delanteros de la temporada, más por lo estruendoso de su irrupción que por un rendimiento goleador descomunal –Paco Alcácer ha hecho más goles que él en la pasada Bundesliga–. 17 goles y 6 asistencias en todas las competiciones con el Eintracht de Frankfurt, es ya internacional absoluto.

Federico Chiesa (Italia, 1997)

La gran perla del fútbol italiano es ya un jugador diferencial en la Serie A. Inamovible ya de la banda derecha de la Fiorentina, el equipo que lo formó, dejó su sello nada menos que en 37 partidos la última campaña. De conducción fina y golpeo temible, sin miedo a asumir responsabilidad desde que debutó en 2016, ha producido 21 goles este año (12 dianas y 9 asistencias). La Juventus ha encendido ya el aspirador para llevárselo.

Phil Foden (Inglaterra, 2000)

La España futbolera tendrá grabado a fuego el nombre de este enjuto futbolista del Manchester City. Hace un par de años, junto a valores al alza como Hudson Odoi, destrozó a la selección que alcanzó la final del Mundial sub 17. Canterano en el equipo del Etihad, se ha hecho recientemente con un hueco en el primer equipo después de que Guardiola se decantase por él en detrimento de Brahim, la otra gran esperanza «citizen» para el futuro una vez que se había vendido a Sancho. Tiene calidad para llegar muy lejos. Liderará a los suyos con hasta cuatro años menos que varios futbolistas.

Houssem Aouar (Francia, 1998)

Este talentoso centrocampista del Olympique de Lyon ha dado forma junto a Ndombele a uno de los ejes más sugerentes de Europa la última temporada. Capaz de manejar el tempo de los partidos con ese don que tienen los que saben cuándo soltar la pelota y cuando conviene esconderla, gira con facilidad sobre su eje y es realmente complicado robarle un balón. En su debe está su irresponsable valentía a la hora de trazar pases que rompan líneas. Ante el Barcelona, en los octavos de final de la última Champions, costó perdidas que pudieron salir caras. Podría formar una pareja con Tousart que situaría al centro del campo galo a la altura de las dos referencias del torneo en esa zona del campo, Francia y España.

Fabián Ruiz (España, 1996)

Titular indiscutible con el Nápoles de Ancelotti desde que llegó a cambio de 30 millones de euros desde el Betis, su partido ante Suecia con la selección absoluta actualizó la concepción que el aficionado tenía de Fabián. En el sur de Italia ha echado una dosis de cemento a su fútbol, aplicadísimo cuando toca apretarse los machos y con margen para hacer la diferencia en campo contrario. Donde antes había un mediocentro, ahora hay un interior de buen kilometraje, reforzado también su físico en la élite del Calcio. Con Ceballos, Fornals, Soler o Merino, tiene papeletas para liderar a uno de las selecciones que mejor suenan. Al menos sobre el papel.