Ceballos posa para ABC en Las Rozas
Ceballos posa para ABC en Las Rozas - ÓSCAR DEL POZO
Selección española

Ceballos: «Zidane es una persona justa, clara y sincera»

El andaluz, que en la anterior etapa del francés en Madrid expresó su malestar, defiende ahora un mensaje conciliador y optimista. En la selección, Luis Enrique apuesta por él desde el primer día

Actualizado:

Entre las numerosas marcas que se dibujan en su brazo derecho, adicto a los tatuajes, destaca un enorme «Familia», tan importante en una vida de vértigo. Dani Ceballos (Utrera, 7 de agosto de 1996) se vino a Madrid con sus padres y también vive con su hermana pequeña (estudia en la capital), hogareño y gran aficionado a cualquier deporte, enganchado ahora a la NBA y a los triples de Curry en los Warriors.

Acude a la cita con ABC con el neceser de turno, imprescindible en cualquier futbolista, y repasa su momento tanto en el Real Madrid como en la selección española, dos realidades muy distintas. El curso de blanco no está siendo nada bueno, pero vuelve Zinedine Zidane y con él sonríe el Bernabéu, así de simple. Incluso lo hace Ceballos, quien dijo sentirse algo quemado en la anterior etapa del francés en el banquillo porque jugaba muy poco e incluso desveló que intensificó el trabajo en casa para no perder la forma. De rojo, con España, el centrocampista asume un rol principal, uno de los fijos de Luis Enrique ya que le ha incluido en las cuatro convocatorias. El técnico está encantado con él y apunta a titular en el duelo del próximo sábado ante Noruega, el primero de esta fase de clasificación para la Eurocopa de 2020.

-Aun teniendo menos presencia últimamente en el Madrid, e incluso sin estar al mejor nivel, Luis Enrique sigue contando con usted. ¿Qué le transmite esa apuesta?

-El seleccionador ha depositado mucha confianza en mí. Desde el primer día que llegué me siento importante. Es verdad que no fui titular en Wembley, en su debut en el banquillo, pero frente a Croacia (el 6-0 de Elche), que era un partido muy importante para nosotros, me puso a jugar y creo que le he devuelto la confianza en el terreno de juego. De hecho, ese es mi objetivo cuando vengo aquí, demostrarle que su apuesta es acertada y que puede contar conmigo. Sabe la calidad que tengo en ataque y en defensa, le gusto mucho. Y quiero devolverle el cariño con buenas actuaciones, estoy muy cómodo.

-¿Cómo ve al grupo con tanto cambio y tanta prueba?

-Luis Enrique es el que decide. Está probando mucho, pero aquí todos queremos llegar a la Eurocopa con el objetivo de ganarla, no hay más. Hablo de mí y del equipo, claro. Para eso, lo importante es empezar bien este sábado frente a Noruega, queremos hacer un gran partido en Valencia que nos permita ir a Malta para sumar tres puntos más. Queremos ganarnos el respeto y llegar como una de las favoritas en la Euro 2020.

-En un curso malo con el club, ¿va bien oxigenarse con la selección y pensar en otra cosa?

-La llamada de la selección siempre es una buena noticia, es agradable venir aquí. Además, me siento con mucha confianza, como le digo, me siento importante al haber estado en todas las convocatorias de Luis Enrique.

-¿Cómo se encuentra a nivel físico y futbolístico?

-Me encuentro muy bien. Casi todos los días me entreno en doble sesión. Tengo un entrenador personal porque en el Real Madrid es difícil coger o mantener el ritmo cuando juegas un poco menos. Pero lo cierto es que a nivel personal, y también en lo futbolístico, me veo bien.

-Está siendo una temporada muy extraña, ¿no cree?

-Sí. Cuando no se gana es un año raro para todos. La temporada no está siendo la que deseábamos, no nos vamos a engañar. Nadie se espera que el Real Madrid no levante títulos, y nosotros, al final, siempre queremos ganar.

Empieza una nueva era con el regreso de Zidane. ¿Cómo valora el cambio?

-La llegada de Zidane para el Madrid es una alegría. Nos transmite paz, tranquilidad. Como bien sabe, él no se mete nunca en decisiones contradictorias o polémicas, no suele entrar en algo que esté mal. Para el grupo, su regreso es muy bueno, estamos contentos y dispuestos a competir al máximo. Sabemos de la calidad como entrenador que tiene. Ha conseguido mucho y eso es positivo para el Real Madrid, que es lo que importa.

-¿Ha hablado con él para aclarar su situación después de aquellas declaraciones suyas?

-Sí. Me ha dicho que ha visto bastantes partidos este año y que estaba jugando a buen nivel. Quiere que, en las diez jornadas restantes, siga trabajando al nivel al que he estado en este último año y medio. Me dijo que contaba conmigo y que iba a tener oportunidades para jugar, y eso siempre da confianza al futbolista. Tampoco es necesario remover mucho más, no hay ningún problema con él, está todo olvidado. Un jugador joven siempre quiere jugar y yo quería tener el máximo de minutos porque soy ambicioso. Zidane fue claro entonces y me dijo que tuviera en cuenta a todos los que estaban por delante y me tocó un rol secundario. Eso me ha servido para ser mejor jugador, he aprendido de los errores.

-Cuando se anunció su fichaje, la gente se pensaba que usted lo iba a tener complicado con él y ya el primer día, ante el Celta, le dio minutos e incluso estuvo cariñoso.

-La gente opinaba eso, sí. Decían que no iba a jugar y que Bale tampoco, y mire. Bale fue titular y yo tuve un rato. Zidane es una persona justa, una persona muy clara. A mí lo que me gusta de él es que habla en todo momento con mucha sinceridad. Y, lo que le decía: Bale titular, Isco titular, yo con minutos... Puede que la gente no se lo esperara, al menos no de primeras, pero tenemos diez jornadas para trabajar con él antes de pensar en el próximo curso. Hay 30 puntos en juego y nuestro objetivo es darlo todo, para eso somos el Real Madrid. Y la vuelta de Zidane es el mejor camino para llegar donde queremos. Es capaz de apagar fuegos cuando peor está el equipo. Isco, Keylor... No tenían las oportunidades que necesitaban y Zidane empieza de cero. Ya le conocemos y sabemos lo que quiere de nosotros.

-Empezó jugando con Lopetegui, le llamó la selección, desapareció con Solari, ahora regresa Zidane... ¿Cómo ha llevado esta montaña rusa? ¿Por qué dejo de jugar?

-Pues no lo sé. La respuesta la tiene el entrenador que hacía el equipo. Pero yo me he sentido muy cómodo en el equipo este año. Es cierto que cuando las cosas no salen bien a nivel colectivo es fácil mirar a lo individual y no es lo justo. Cuando cometemos errores los cometemos todos. Y tenemos que aceptar que la temporada no es buena para el equipo. Por lo tanto, y pese a lo que le he dicho, tampoco puede serlo para mí porque los resultados no son los deseados.

-¿Cómo se digiere en el vestuario del Madrid una temporada con tres entrenadores?

-Pues eso mismo que menciona lo dice todo. El cambio de entrenadores es señal de que las cosas no están funcionando. Y si tienes tres entrenadores en el Real Madrid demuestra que la temporada no es buena.

-Esa semana negra fue terrible.

-Teníamos un reto bonito, con muchas ilusiones, pero la derrota en Copa contra el Barça nos dejó tocados. Luego tuvimos la derrota en Liga y nos llevamos el palo del Ajax pese a tener la eliminatoria bastante encarrilada. Estaba claro que teníamos que reflexionar y hemos hecho más piña con vistas al futuro, sabemos que lo hemos hecho mal y tenemos que revertir la situación. Cuando todo va bien, es muy fácil, pero en semanas así es importante juntarse y decirse las cosas para recuperarse. Estamos pensando en cómo darle la vuelta a todo y volver a ganar.

-Las expectativas con usted fueron tremendas. ¿Siente que tiene que demostrar algo?

-Está claro que el mejor Ceballos está por ver, aún no ha llegado. Tengo un potencial de mejora muy alto. Mi nivel individual en el Real Madrid tampoco se ha visto y tengo que demostrar en lo que resta de temporada, y también en la selección, que aquí está el verdadero Dani Ceballos.

-Suenan muchos nombres, y más que sonarán. ¿Usted se ha plantado el futuro lejos del Madrid?

-Yo quiero seguir. Tengo 22 años, soy joven. Tengo cuatro años por delante de contrato una vez finalice esta temporada y mi objetivo es cumplirlo y triunfar con el Madrid. Es normal que suenen nombres y que se hable de fichajes, y más ahora, pero yo quiero estar aquí.