Premier League

Cazan a varias estrellas del Arsenal inhalando gas de la risa en un club nocturno

El diario The Sun ha publicado el vídeo de la fiesta, en el que aparecen Ozil, Lacazette, Aubameyang y varios jugadores más

Actualizado:

El diario The Sun ha publicado un impactante vídeo en el que aparecen varias de las estrellas del Arsenal durante una fiesta en un club nocturno de Londres, y en el que aparentemente aparecen consumiendo hippy crack (gas de la risa), una compuesto de óxido de nitrógeno que se consume inhalándolo a través de globos y que agudiza los sentidos.

La fiesta se habría celebrado el pasado mes de agosto, días antes del inicio de la competición, en el Tape Club de Londres. Allí, al margen de gastas miles de dólares en champán y vodka, varios jugadores del equipo dirigido por Unai Emery experimentaron con el hippy crack, según se aprecia en las imágenes. Entre ellos, Alexandre Lacazette, Matteo Guendouzi, Mesut Ozil y Pierre-Emerick Aubameyang.

Según The Sun, Ozil aparece en el vídeo «con los ojos en blanco mientras cae semiconsciente con un globo lleno de gas en la boca». Lacazette «parece ajeno a su entorno mientras inhala profundamente de un globo y se recuesta en un lujoso sofá». Y el francés Matteo Guendouzi, de solo 19 años, «parece perder el conocimiento después de haber sido incitado a unirse al atracón de óxido nitroso».

Henrik Mkhitaryan y Shkodran Mustafi también aparecen en el vídeo, pero ellos no aparecen inhalando de los globos.

El «hippy crack» es una peligrosa droga que puede causar problemas de coordinación, ataques cardiacos e incluso la muerte.

Siempre según The Sun, a la fiesta se invitó también a setenta mujeres. La factura final ascendió a cerca de 30.000 libras (unos 33.000 euros).

El Arsenal perdió por 0-2 en el Emirates Stadoum ante el Manchester City al fin de semana siguiente a la fiesta. Después cayópor 3-2 ante el Chelsea el 18 de agosto, dos semanas después.

Comunicado del Arsenal

El Arsenal comunicó este viernes que hablará con los jugadores que inhalaron gas de la risa en una fiesta en agosto y que les recordará sus responsabilidades «como representantes del club».

De confirmarse la información de The Sun, los jugadores del Arsenal no habrían sido los primeros en probar esta sustancia, después de que Raheem Sterling fuera cazado consumiéndola en 2015 y Kyle Walker en 2013.