De Calleja a Forlán, el Atlético persigue la «décima»
Forlán y Agüero, pilares del Atlético actual

De Calleja a Forlán, el Atlético persigue la «décima»

Coperos por excelencia, los rojiblancos ganaron tres finales al Madrid en el Bernabéu

POR TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN | BARCELONA
Actualizado:

Adelardo Rodríguez siempre se lo recuerda a Di Stéfano. "Yo le gané dos copas consecutivas en el Bernabéu a Alfredo, Puskas y Gento". En efecto. Esa es una batalla que el conjunto rojiblanco se apuntó frente al mejor Real Madrid de la historia. Sucedió en 1960 y en 1961. Los hombres de Villalonga se impusieron por 1-3 en la primera final y por 2-3 en la segunda. Dos victorias que acabaron con cincuenta y cinco años de espera hasta aprobar una asignatura pendiente: eran las primeras copas del Atlético. Ni el Athletic de Madrid, nacido en 1905 de una costilla del Athletic de Bilbao, ni el Atlético Aviación de los años cuarenta; ni el Atlético de los cincuenta, ninguno conquistó el viejo "Campeonato de España" hasta la llegada de aquella gran alineación: Madinabeytia; Rivilla, Griffa, Calleja; Ramiro, Glaría; Jones, Adelardo, Mendonça, Peiró y Collar. Ellos convirtieron al equipo del Metropolitano en un once copero por excelencia. Aquello fue el comienzo de una gran amistad con el torneo. El Atlético ha levantado nueve trofeos desde 1960. Ocho de ellos en el estadio del vecino blanco y tres frente al propio eterno rival.

El tercer éxito de su historial lo festejó tres temporadas más tarde, en 1965, al derrotar por 1-0 al sensacional Zaragoza de los cinco magníficos. Gárate decidió el cuarto, en 1972, ante el Valencia (2-1), con un remate definitivo. En 1976, el cuadro aragonés volvió a perder la Copa ante el del Manzanares, también por 1-0.

Nueve años tardaron los madrileños en brindar de nuevo por su trofeo favorito. Pero la victoria de 1985 es inolvidable. Era un equipo liderado por Landáburu y Hugo Sánchez, que triunfó por 2-1 ante el Athletic en Chamartín. El mexicano se despidió con un título antes de marcharse al Real Madrid por 1,2 millones de euros.

A principios de los años noventa, la entidad consiguió otros dos trofeos consecutivos en casa del eterno adversario. Alfredo marcó en 1991 la diana que derrotó al Mallorca. El éxito de 1992 es el más importante para la afición "colchonera": Futre, con un golazo por la escuadra, y Schuster, en un golpe franco magistral, protagonizaron el 0-2 endosado al Real Madrid.

La única copa del Atlético conquistada lejos de Madrid glorificó también un hito del club: el primer doblete del Atlético. Sucedió en 1996. Sitio: La Romareda. Héroe: Milinko Pantic. El serbio cabeceó el gol que derrotó al Barcelona. La Liga conquistada tres semanas después le elevó a los altares. Ahora, un conjunto muy diferente, liderado por Agüero, Forlán y Reyes, persigue otro doblete. Quique espera rematar en el Camp Nou un nuevo hito.