Argelia celebrando el pase a la final de la Copa de África
Argelia celebrando el pase a la final de la Copa de África - EP
Copa Africana de Naciones

Belmadi y Cissé llegan a la final de la Copa de África en un torneo repleto de entrenadores europeos

De los 24 técnicos que componen la competición africana, la mitad son nativos de este continente, el resto se reparten entre Europa y México

MadridActualizado:

Argelia y Senegal se dan cita esta noche en la final de la Copa Africana de Naciones (CAN). Será la primera vez que estos dos equipos se enfrenten entre sí por el título que les acredite como los mejores de África. El país argelino cuenta en su palmarés con el título continental que ganó en 1990. Senegal, por su parte, todavía no ha estrenado su casillero, tan solo cuenta con el subcampeonato de 2002.

El bagaje entre ambos equipos en partidos oficiales se salda con dos victorias para cada equipo, todas en fases de clasificación para el Mundial a excepción del Argelia - Senegal que tuvo lugar en la fase de grupos de la presente edición de la Copa Africana que cayó del lado de los argelinos (0 - 1).

Los jugadores de Djamel Belmadi son los más letales del torneo, pues cuentan con 12 goles a favor por ocho de los senegaleses. Ambas selecciones han ofrecido un fútbol muy similar, basado en la verticalidad, las transiciones y las acciones de contraataque. Por eso, será un partido muy dinámico por la velocidad que presentan ambos conjuntos, además del choque que presenta el orden defensivo de Argelia frente al poderío físico de Senegal.

El duelo también tendrá acento inglés ya que los principales baluartes de ambas selecciones lo son también en la Premier League: Sadio Mané, del Liverpool, ante Ryad Mahrez, del Manchester City. Quien alce el trofeo al cielo de El Cairo podría poner el broche a una temporada de ensueño. El senegalés haría doblete de títulos continentales, ya que es el actual campeón de la Champions League; el argelino, por su parte, ha firmado su mejor año en cuanto a títulos: Premier League, Community Shield, FA Cup y la Copa de la Liga, pleno en las competiciones locales de la mano de Pep Guardiola con el Manchester City.

La consolidación de los entrenadores africanos

En esta edición de la Copa Africana se ha producido una anécdota de lo más llamativa, pues en este campeonato, de los 24 entrenadores que componen el plantel técnico, sólo la mitad son africanos. Djamel Belmadi y Aliou Cissé representan el buen hacer de los entrenadores nativos de África, dejando por el camino a potencias como Nigeria, entrenados por el alemán Gernot Rohr.

Además, Cissé intentará redimirse en el torneo ya que en 2002 Senegal llegó a su primera final en la historia de la Copa Africana. Aquella selección prometía grandes hazañas, entre otras cosas por haber sido el verdugo de Francia en el Mundial de aquel año. Los Zidane y compañía cayeron eliminados ante los africanos y, posteriormente, quedarían últimos de su grupo.

Senegal llegó a la final del torneo continental contra Camerún en un partido que terminó 0 - 0 y continuó con este resultado durante la prórroga. En los penaltis, con 2 - 3 a favor de los cameruneses, Aliou Cissé falló el penalti decisivo que le daría el título a su rival.

La mayoría de entrenadores extranjeros son de nacionalidad francesa. Hasta seis galos ocupan los banquillos de países como Benín, Kenia, Madagascar, Marruecos, Mauritania o Túnez. Otras nacionalidades que están representadas son Serbia con Srdjan Vasiljevic en Angola, el belga Paull Put en Guinea y el escocés Stuart Baxter en Sudáfrica. Sorprende que en el torneo más importante de un continente haya tan pocos técnicos autóctonos.

El continente americano también está representado en la competición continental de África, en concreto México con un viejo conocido de La Liga: Javier Aguirre con la selección de Egipto. Mala suerte ha tenido en esta edición en la que las expectativas eran muy altas. Afrontaba la competición como uno de los favoritos además de ser el anfitrión. El fracaso fue mayúsculo cuando fueron eliminados en octavos de final ante Sudáfrica.