Los árbitros ingleses sí piden disculpas por sus errores
Juan Mata marcó en fuera de juego el gol de la victoria ante el Wigan - afp
premier league

Los árbitros ingleses sí piden disculpas por sus errores

El comité de árbitros inglés llama al entrenador del Wigan para disculparse por los errores que le costaron la derrota ante el Chelsea

Actualizado:

Los árbitros, siempre vilipendiados por sus errores y aciertos, saben reconocen sus equivocaciones y están dispuestos a disculparse por ello. El español Roberto Martínez, entrenador del Wigan, ha sido testigo de ello. El director del comité de árbitros inglés, Mike Riley, llamó le personalmente para pedirle perdón por los fallos arbitrales que le costaron la derrota el pasado sábado ante el Chelsea por 2-1.

«Mike Riley me dijo que cree que con el nivel del arbitraje que hay en la Premier League los colegiados deberían acertar en esas decisiones», afirmó Martínez a la BBC tras la llamada.

Y es que los dos goles «blues», perpetrados por Ivanovic y Juan Mata, fueron en claro fuera de juego como pudo comprobar el colegiado una vez hubo terminado el encuentro. Martínez, con razones fundamentadas, cargó contra el arbitraje en la rueda de prensa posterior en el que llegó a definirlo como «vergonzoso», aunque, después de la llamada del comité de árbitros, sus comentarios han sido menos críticos: «Este fin de semana no tuvimos suerte y ya hemos sufrido algunos malos arbitrajes esta temporada, pero hay otros muchos equipos que también los han tenido. Lo importante es que ahora no nos afecte demasiado, es parte del juego y tenemos que aceptarlo».

«No quiero seguir hablando de los errores arbitrales. Evitaron que consiguiéramos un buen resultado, pero fue nuestro juego lo que nos permitió estar en esa posición de intentar lograr un resultado positivo», dijo Martínez, que confía en que sus jugadores continúen luchando a un alto nivel en lo que queda de temporada para no descender.

El Wigan está en puestos de descenso con 28 puntos, los mismos que Blackburn y Queens Park Rangers, y solo a uno del Bolton, ya fuera de peligro.