Ander Herrera
Ander Herrera - ADIDAS
Entrevista

Ander Herrera: «Los futbolistas no pueden ser los jefes del vestuario»

El mediocentro español del United charla con ABC sobre la actualidad del fútbol y de su equipo, a las puertas de la eliminatoria contra el Barcelona

Actualizado:

Son las 18.00 horas y el teléfono apenas pega un par de tonos antes de ser descolgado. Con puntualidad británica, Ander Herrera (14 de agosto de 1989, Bilbao) atiende a ABC a la hora exacta pactada. Son ya cinco años en Inglaterra y el futbolista vasco cuida al detalle la hora de sus citas y se esmera en ofrecer una charla amena y constructiva. Los quince minutos acordados se convierten en treinta y no deja ni un solo tema por tratar, aunque en su mente solo esté ya el Barcelona, rival del Manchester United en los cuartos de la Champions.

-Qué temporada tan extraña.

-Las dos primeras temporadas con Mourinho no fueron brillantes pero sí muy positivas. De hecho, la primera la califico de exitosa: ganamos tres títulos. Y la segunda, aunque no ganáramos nada, creo que no hicimos mala temporada. Fuimos subcampeones de Liga, y también de Copa. Sí que es verdad que esta tercera temporada, que tenía que haber sido la del despegue, no fue así. Comenzamos mal y ya arrastramos ese mal comienzo hasta la llegada de Soljskaer, pero no seré yo quien diga una mala palabra de Mourinho.

-Otros sí lo han hecho.

-Yo solo puedo hablar por mí. Tengo un gran respeto y una gran relación con Mourinho. A mí me ha hecho mejor jugador. Fui el mejor futbolista de la temporada con él en el banquillo, he ganado títulos, y siempre le estaré agradecido. Hay que respetar a las personas que han dado todo por el club, y Mourinho lo hizo. El final no fue el deseado, pero no es lo más valiente hablar mal de un entrenador que ya no está. Si quieres hacerlo hazlo delante de él.

-¿Se le hizo la cama?

-Rotundamente, no. Creo en la honestidad de todos mis compañeros. Si yo detecto que alguno quiere perder un partido, a quien hay que hacerle la cama es a ese compañero. Estoy absolutamente convencido de que no hay un solo jugador en el mundo que salga a perder un partido, pero hay cosas en el fútbol que no tienen explicación. No salen las cosas y no salen. No hay más.

-En el fútbol de hoy, ¿mandan más los jugadores que el entrenador?

-El entrenador moderno debe ser más un gestor de grupo que un estratega. Me explico. El porcentaje de gestión del vestuario debe ser más elevado que el de entrenador. Esto no quiere decir que no dedique tiempo a lo futbolístico, pero hoy la gestión de los 25 jugadores es clave. Y a las pruebas me remito. Los entrenadores que más éxito tienen ahora son los que mejor gestionan las personalidades de los vestuarios. Yo creo que los futbolistas no pueden ser los jefes de un vestuario, pero el entrenador debe encontrar un punto medio. Debe escuchar a sus jugadores antes de tomar decisiones.

-¿Qué papel juegan las redes sociales en estos estatus?

-Las redes sociales son una herramienta que bien llevadas son fantástica para el futbolista, pero también te digo que hay futbolistas que se hacen mucho daño con la forma es las que la usan. Somos el espejo de mucha gente, sobre todo de niños. Qué mejor manerade acercarnos a ellos que a través de las redes sociales.

-¿Ustedes viven en una burbuja?

-No. Los futbolistas tenemos la mejor profesión del mundo, pero somos personas y tenemos problemas en nuestro día a día, como todo humano. Somos una pequeña porción de la sociedad, que no por tener más dinero, reconocimiento o éxito dejamos de tener problemas.

-Hablemos de la eliminatoria de Champions contra el Barça. ¿Le perjudica el cambio de orden de campo?

-Jugar la vuelta en casa no te da más ventaja y es mejor no gastar energía en asuntos que no tienen más debate.

-¿Es muy favorito el Barcelona?

-Está claro que cualquier equipo que tiene a Messi es favorito para ganar, pero por supuesto que nos doy opciones. Que no olvide la gente que venimos de eliminar al PSG y en la historia de Champions hay muchos casos de equipos que no son favoritos y que acaban pasando e, incluso, ganando la Champions, como el Chelsea de Di Matteo.

-¿Cómo pueden eliminarles?

-Es un equipo muy difícil y con pocos defectos, que además tiene a Messi. Cuando el partido se pone complicado, aparece y marca la diferencia, pero tendremos nuestras opciones.

-¿Sorprendió en Inglaterra la eliminación del Madrid en octavos?

-Claro. Es el campeón de las tres últimas Champions, pero el Ajax fue mejor y hay que tomarlo con naturalidad.

-Hace dos años me dijo que la perfección no existía pero que el Madrid de Zidane estaba cerca de ella. ¿Qué ha podido pasar desde entonces?

-Cristiano era un factor diferencial. Se tiene que notar perder un jugador que siempre te hacía cincuenta goles por temporada.

-¿Qué piensa del regreso de Zidane?

-Yo no confiaba en su vuelta. Zidane tiene poco que ganar y mucho que perder. Por eso es un acierto tremendo de la persona que le convenció para volver. Cuando estuve en la selección, Ramos me dijo que es una persona que entiende perfectamente lo que el futbolista necesita en cada momento y sabe sacar lo mejor de él. Y eso no es fácil. En un vestuario hay 25 personalidades distintas, jugadores con estudios, sin ellos, con una manera de pensar u otra, con un padre y una madre que te dice una cosa u otra cuando juegas y cuando no, y todo esto lo tiene que gestionar un entrenador para que los 14 jugadores que no salen en el once estén también contentos. Por ejemplo, Soljskaer no se vuelve loco con tácticas, pero ha hecho clic en el vestuario y vamos a muerte con él.

-¿Encajaría Pogba en el Madrid?

-Pogba sería un gran refuerzo para el Madrid y para cualquier equipo del universo, pero espero que siga en el United. Es un centrocampista que reúne todas las cualidades. Remata de cabeza, tira con ambas piernas, es rápido, potente, ayuda en labores defensivas, tiene uno contra uno, asiste y marca.

-Hay gente del fútbol que dice que está sobrevalorado...

-Si por algo nos gusta tanto el fútbol es porque todos jugamos a ser entrenadores y todos tenemos la receta mágica. Yo respeto la opinión de todos, pero entreno con él todos los días y no he visto un centrocampista con tantas cualidades. No está sobrevalorado.

-Dice que le encantaría que Pogba siguiera en el United. ¿Y usted?

-Yo lo que quiero es ganarle al Barcelona y pensar en el fútbol. Es cierto que me quedan solo dos meses de contrato y a día de hoy el Manchester y yo no pensamos igual y no hay acuerdo de renovación, pero mi deber es seguir escuchando al United. Lo que tengo claro es que voy a seguir jugando en un equipo grande. Me cuido para ello, me veo bien y quiero exprimir el fútbol hasta el máximo tiempo que el cuerpo me lo permita, porque el día después de retirarme empezaré a arrepentirme de haberme retirado. Escucharé al United, claro, pero también a otros clubes. No me cierro puertas.