Kabiru Akinsola, nuevo jugador del conjunto sevillano de la UD Tomares
Kabiru Akinsola, nuevo jugador del conjunto sevillano de la UD Tomares - @UD_Tomares
Fútbol regional

Akinsola, el nuevo «Messi» que ha acabado en el UD Tomares

El delantero, campeón del mundo sub 17 con Nigeria en 2007, se convirtió en un trotamundos del fútbol después de llegar a ser comparado con el astro argentino

Actualizado:

Leo Messi solo hay uno, pero son numerosos los jugadores a los se cuelga con ligereza el cartel del «nuevo Messi» cuando son jóvenes y empiezan a despuntar. Uno de ellos fue el nigeriano Kabiru Akinsola, un delantero que en 2007 se proclamó campeón del mundo sub 17 (Corea del Sur) al vencer en la final a la selección española, en la que militaban jugadores tan idolatrados ahora como David De Gea, Asier Illarramendi, Nacho Fernández o Bojan Krkic. El delantero africano, que comenzó como suplente y entró a falta de un cuarto de hora de un partido que acabó decidiéndose en la tanta de penaltis, nunca llegaría a dar el salto definitivo y terminó convirtiéndose en un trotamundos del fútbol. Ahora con 28 años, el jugador al que muchos veían como el sucesor del astro argentino acaba de firmar por el modesto UD Tomares, conjunto de la Primera Andaluza que pelea por el ascenso de categoría.

Un año después de proclamarse campeón del mundo con Nigeria, Akinsola (Imo State, 21/01/1991) se estrenó en el fútbol español militando en la UD Salamanca, el primero de una larga serie de equipos a los que ha defendido a lo largo de su carrera deportiva. Tras su paso por El Helmántino (Segunda división) y una breve estancia en el Zamora en Segunda B, aterrizó en el Cádiz, conjunto con el que, en algún partido, llegó a justificar el cartel de «nuevo Messi» con el que fue calificado por algunos aficionados de manera apresurada. POr ejemplo, el 17 de marzo de 2012, cuando el conjunto del Ramón de Carranza, entonces en la categoría de bronce y al que llegó cedido por el Granada, venció 0-4 en el campo del Almería B con tres goles del africano en 20 minutos. Una actuación estelar que no tuvo continuidad.

Akinsola parecía llamado a ser un jugador diferente y en algún momento de su carrera lo demostró, aunque no solo en los terrenos de juego. En julio de 2011, en su presentación con el Cádiz, cuando llevaba ya tres años en España, necesitó un intérprete para responder a la prensa, a la que dejó una perla que levantó la sonrisa de los presentes. Siendo jugador del Salamanca había visitado el Ramón de Carranza, donde marcó. Al ser preguntado por los periodista por su recuerdo de aquel día, sorprendió con su respuesta y demostró escasa diplomacia. «Los insultos de la afición», afirmó.

Akinsola no llegó a echar raíces y ternimó convirtiéndose en un trotamundo del fútbol. Como jugador propiedad del Granada, además del Cádiz, estuvo cedido en el Cartagena y en el Doxa Katokopias (Chipre). Posteriormente llegaron nuevas aventuras en el L'Hospitalet, Studențesc Iași (Rumanía), Sunshine Stars FC (Nigeria), PAS Lamia 1964 (Grecia), Mérida, Al-Talaba SK (Irak) y CF Recambios Colón, en la Tercera diviisón española.

Este miércoles, el delantero al que algunos aficionados llegaron a comparar con Messi, fue presentado como nuevo jugador de la UD Tomares, conjunto sevillano que está peleando por el ascenso a Tercera división y al que llega para conseguir ese objetivo.