Un aficionado pita el himno durante la final de la Copa del Rey
Un aficionado pita el himno durante la final de la Copa del Rey - AFp
Liga BBVA

Antiviolencia se plantea cerrar San Mamés y el Camp Nou

La Comisión decide el lunes las sanciones por la pitada al himno en la final de Copa

Actualizado:

Dos meses después de la pitada con que los seguidores del Barcelona y el Athletic recibieron al Rey Don Felipe y al himno en el Camp Nou, por fin la Comisión Antiviolencia va a tomar una decisión que sin duda será más contundente que la de la UEFA contra las esteladas de Berlín. Según aseguraron ayer a ABC fuentes cercanas a la Comisión, una de las opciones que estarán encima de la mesa el lunes a las seis de la tarde en la sede del Consejo Superior de Deportes será la de clausurarar por un partido los estadios de los dos finalistas, el Barcelona y el Athletic.

Todo dependerá de si, a la luz de los informes enviados por los clubes, la Federación, la Policía y la Guardia Civil, se acredita la responsabilidad que ambos clubes tuvieron en no haber evitado la pitada. La ley prevé, aparte de fuertes multas, la inhabilitación para organizar eventos y la clausura del recinto durante un máximo de dos meses. «Si se demuestra negligencia, no se descarta sancionar con encuentros a puerta cerrada o clausura parcial de los estadios», avisó días después de la final el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal.

Aparte de por la pitada, la Comisión podría sancionar a la Federación y a los clubes por la introducción de objetos prohibidos y peligrosos, como bengalas, la exhibición y no retirada de pancartas también prohibidas y deficiencias en los controles de acceso y separación de las aficiones.

Al mismo tiempo, gracias a los informes recabados por Antiviolencia, se ha conseguido identificar con bastante detalle qué entidades y líderes independentistas fabricaron desde tres meses antes la ofensa colectiva contra los símbolos nacionales.

Los firmantes del manifiesto que animaba a secundar la pitada se enfrentan a fuertes multas por una infracción grave del artículo 7 de la ley 19/2007 de 11 de julio contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, que dice literalmente: «No entonar cánticos, sonidos o consignas racistas o xenófobos, de carácter intolerante, o que inciten a la violencia o al terrorismo o supongan cualquier otra violación constitucional».

Dicho manifiesto, titulado «Por la pitada al himno español y al Rey Felipe de Borbón», es la principal prueba de cargo contra las doce asociaciones que lo firmaron, pero no la única. También se considera probado que, como publicó ABC antes del encuentro, dichas entidades compraron y repartieron miles de silbatos entre los espectadores.

Además, se ha recabado información sobre la participación de casi una treintena de personas que, en los días anteriores a la final, colgaron mensajes en las redes sociales incitando a los espectadores del partido a la pitada.