Partido de fútbol en burbujas

Fútbol en burbujas, un nuevo deporte que desata pasiones

Es igual que el fútbol convencional, pero no existen las faltas

Actualizado:

Primero fue el «headis», especie de tenis de mesa jugado con la cabza, y ahora es el turno del fútbol en burbujas. La aparición de nuevas modalidades deportivas está de moda en España y su práctica va en auge en nuestro país.

Por extraño que pueda parecer, al fútbol se puede jugar también metido dentro de una burbuja de 1,50 metros de diámetro, modalidad deportiva que en países del norte de Europa ya existen competiciones federadas y también en otros continentes. En España, esta práctica está recién llegada y son todavía muy pocos los que ahora mismo se dedican a ofertar esta actividad deportiva y de ocio.

Uno de ellos está en Almería y se llama Luis Sánchez. Es el fundador de Footbubble, una empresa que cuenta con apenas un par de meses de vida y que organiza encuentros para practicar la actividad. Este deporte, explica Luis, «es igual que el fútbol convencional pero con la característica de ir dentro de una burbuja que evita hacerte daño». Esta burbuja es de un metro y medio de diámetro y la sujeción se hace mediante un arnés. Los pies quedan al descubierto para poder golpear el balón y la cabeza también tiene una abertura: queda así un cilindro entre la persona y la burbuja por donde corre el aire, y si bien la sensación puede impresionar y hasta agobiar en un primer momento, la adaptación es muy rápida y se puede respirar sin ninguna dificultad.

Se puede jugar tanto en césped como en pista de fútbol sala y la pelota es la misma que en un partido de fútbol once. En el fútbol en burbujas todo vale. No existen las faltas, por lo que el objetivo, además del de marcar gol en la portería contraria, será el de evitar los impactos a los que nos someterán los jugadores rivales y por los que estaremos más tiempo rebotando o dando vueltas por el suelo.

La burbuja amortigua los golpes, por lo que el daño es también mínimo. Esta peculiaridad es la que hace especial a este deporte que empieza a conocerse en España. «El fútbol en burbujas simplemente consiste en pasárselo bien sin hacerse daño», comenta Luis Sánchez, que añade que «a la gente le entra curiosidad por ver de qué trata este deporte y se lo pasa estupendamente».

Es el caso de David Ruiz, quien desconocía la existencia del fútbol en burbujas y sale de la actividad completamente exhausto pero más que satisfecho por la experiencia. «Al principio cuesta respirar, pero te adaptas pronto. Es un descubrimiento muy divertido, sobre todo para hacer reuniones de amigos; es algo diferente. Hay una mezcla de deportes como fútbol y rugby y entretiene bastante», afirma este participante. Aún es pronto para saber si algún día habrá en España una federación y competiciones nacionales, tal y como las tienen en otros países, pero lo que sí es seguro es que los primeros pasos de esta actividad llevan la diversión por bandera.