Histórico ascenso del Llagostera a Segunda división
La plantilla del Llagostera celebra el ascenso a la Liga Adelante - @UELLAGOSTERA
SEGUNDA B

Histórico ascenso del Llagostera a Segunda división

El equipo gerundense, presidido por la mujer del entrenador, elimina al Nástic (3-1) y por primera vez jugará en la categoría de plata

Actualizado:

El Llagostera se ha convertido este sábado en nuevo equipo de Segunda división al vencer en la prórroga al Nástic de Tarragona (3-1) en el partido de vuelta de la última eliminatoria del playoff de ascenso. Con apenas 8.000 habitantes, esta localidad catalana se convertirá la próxima temporada en el municipio menos poblado de la Liga de Fútbol Profesional (LFP). Éxito de un equipo peculiar presidido por Isabel Tarragó, la esposa del entrenador, Oriol Alsina.

La trayectoria del Llagostera en la última década ha resultado vertiginosa. En la temporada 2004-2005, militaba en la segunda Territorial Catalana y diez años después ha logrado el ascenso a la categoría de plata del fútbol español gracias a su victoria ante el Nástic. El conjunto gerundense, que había perdido 2-1 en la ida, se adelantó en el primer tiempo por mediación de Eloy Gil y amplió su ventaja después del descanso gracias a Jordi López. Con un resultado que le dejaba sin ascenso, el Nástic se volcó en ataque y consiguió forzar la prórroga con un penalti transformado por Marcos.

El Llagostera, que afrontaba su tercera temporada en Segunda División B, consiguió el primer ascenso de su historia a la categoría de plata con el tanto de Nuha en el inicio de la primera parte de la prórroga de un partido que terminó con incidentes entre ambas aficiones.

Un club familiar

El del Llagostera es el éxito de una familia. La que integra una plantilla de jugadores humildes gestionada porIsabel Tarragó desde los despachos y dirigida por Oriol Alsina desde el banquillo. Presidenta y entrenador, artífices del meteórico ascenso de este modesto equipo gerundense, forman un matrimonio feliz también fuera de los campos de fútbol.

La entrada de esta pareja ha cambiado la vida del principal club de Llagostera, pequeña localidad de poco más de 8.000 habitantes. Oriol Alsina, aterrizó primero. Se hizo cargo del banquillo en 2004 y desde entonces el equipo no para de crecer. En la temporada 2004-2005, militaba en Segunda regional, penúltima categoría del fútbol territorial catalán. En 2011, alcanzaba la Segunda división B y este sábado asciende por primera vez en su historia a la categoría de plata.

Un sueño conseguido gracias a la colaboración desde la presidencia de su esposa. Isabel Tarragó, empresaria textil de la localidad, tomó en julio de 2008 el mando del club en substitución de Josep Valentí. La fama de buena gestora en su negocio hizo pensar a la directiva saliente que era la persona indicada para manejar el club. No se equivocaron con ella.

El Llagostera ha sido ejemplo, temporada tras temporada, de cómo hacer las cosas en lo deportivo y de cómo sacar el mejor rendimiento a un presupuesto sostenido en gran parte por el patrocinio de la empresa de la presidenta. Campeón esta temporada del Grupo III de Segunda B, ha tenido que sufrir hasta el final para lograr el ascenso. Derrotado por el Racing de Santander en la primera eliminatoria, el club gerundense firma un hito histórico después de eliminar al Avilés y este sábado al Nástic.