Dimite Miguel Guillén, presidente del Betis
Miguel Guillén, antes de la junta general extraordinaria del Real Betis - juan josé úbeda
liga bbva

Dimite Miguel Guillén, presidente del Betis

«Asumo toda la responsabilidad por la mala planificación deportiva», dice en su despedida del club verdiblanco

Actualizado:

Miguel Guillén, presidente del Real Betis desde junio de 2011, ha presentado en la noche del viernes su dimisión «irrevocable» del cargo en una junta general extraordinaria de accionistas en la que ha asumido «toda la responsabilidad por la mala planificación deportiva» de esta temporada.

Ante la junta de accionistas, Guillén ha anunciado además que «todo el consejo de administración, a excepción del vicepresidente Pablo Gómez Falcón, seguirá en su puesto a petición de Francisco Estepa», el administrador judicial del paquete mayoritario de acciones del club verdiblanco. El ya expresidente bético ha pedido «todo el apoyo al presidente» que lo sustituya y «que se aparquen los intereses particulares en esta nueva etapa que se abre».

Guillén ha glosado su labor al frente de un club del que se hizo cargo «en Segunda y en una situación crítica, casi obligado a ir al concurso de acreedores», y ha destacado que «en tres temporadas se ascendió a Primera, se mantuvo la categoría holgadamente y se logró la clasificación para una competición europea».

Actualmente, el Betis, con el argentino Gabriel Humberto Calderón en el banquillo después de que fueran destituidos Pepe Mel y Juan Carlos Garrido, es colista descolgado de Primera con 22 puntos, a siete de los puestos de permanencia, tras haber logrado cinco triunfos, siete empates y dieciocho derrotas en las treinta jornadas disputadas.

Además, la pasada semana el equipo verdiblanco fue eliminado en la tanda de penaltis de los octavos de final de la Liga Europa por su eterno rival, el Sevilla, que igualó en el Benito Villamarín la ventaja de 0-2 que sacaron los béticos en el Ramón Sánchez Pizjuán.