Míchel: «Mi sueño es caer en cuartos ante el campeón de Europa, el Madrid»
Míchel bate récords con el Olympiacos - agencias
champions: ENTREVISTA

Míchel: «Mi sueño es caer en cuartos ante el campeón de Europa, el Madrid»

El técnico del Olympiacos se enfrenta mañana al United y afirma: «Con toda humildad digo que un día entrenaré al equipo de mi vida»

Actualizado:

José Miguel González Martín del Campo es idolatrado en Grecia como un Adonis. No por sus rasgos, ensalzados por las mujeres, sino por la belleza del fútbol que realiza el Olympiacos de los récords. Si Míchel viviera en la era del imperio griego, Olimpia estaría a sus pies. «El éxito del método Míchel», subraya la prensa helena. El método es inculcar un carácter ganador y pensar que pueden superar a cualquier rival. No ha perdido ningún partido en la Liga y persigue la plusmarca de terminarla invicto. Lleva 26 salidas sin perder. Ha marcado 75 goles esta temporada y solo ha recibido nueve. Mañana comienza otro gran reto: eliminar al Manchester United en la Liga de Campeones. Grecia está paralizada con este duelo. El preparador español anhela hacer más historia en la Champions, después de tutear al PSG y de eliminar al Benfica.

—El país vive pendiente del duelo de David contra Goliat, Olympiacos frente al United. ¿Es posible la sorpresa?

—Lo vamos a intentar con todas nuestras fuerzas. Tenemos mucha ilusión de ganar al Manchester y este es el punto de partida para conseguirlo. Esa ilusión ha sido fundamental para que tuviéramos mentalidad ganadora cuando nos enfrentamos al PSG y al Benfica en la primera fase. Y nos clasificamos para octavos. Lo que hemos inculcado en el equipo es el carácter ganador. Pensar que todo es posible si se afronta con ese pensamiento.

—En Grecia hablan del éxito de esta idea, del «método Míchel».

—El Olympiacos es un equipo ganador en Grecia. Lo que hemos aportado es disciplina, organización, aplicación de nuevas tecnologías y el trabajo humano, el contacto directo con los jugadores. Hacerles ver lo que pueden alcanzar si creen en ello. Ahora sienten que pueden competir en Europa. Antes, aquí, no se hablaba de ello.

—Vive la madurez como entrenador. Mejora todos los récords del fútbol griego. Se merece ya la llamada de los grandes clubes europeos.

—Es cierto, me siento en la madurez como técnico. Estamos superando todas las plusmarcas del fútbol griego. Llevamos toda la Liga sin perder y pensamos acabarla invictos. Sacamos una veintena de puntos de ventaja al segundo clasificado, el PAOK, cifra que también es récord. En tres jornadas seremos campeones de Liga, cuando faltan muchas más por disputarse. Estoy muy a gusto en Olympiacos. Y también sé, lo digo sin soberbia, con realismo, que es la hora de ser llamado por los equipos de las grandes ligas.

—¿Es la hora de dirigir al Real Madrid, ya sea dentro de uno, dos o tres años? Usted es el único ex jugador que tiene este nivel como técnico y no ha entrenador al primer equipo blanco.

—Sé, y lo digo con toda humildad, que tarde o temprano entrenaré al Real Madrid. Creo que estoy haciendo méritos para ello.

—¿Dígame los sueños que desea hacer realidad en esta Champions?

—El primero es eliminar al Manchester United. El martes habrá 35.000 seguidores animándonos en este objetivo, todo el estadio lleno, pero habríamos completado un campo con 100.000 espectadores. ¡Y esta afición apoya de verdad! El segundo sueño, el de los Reyes Magos, es enfrentarme al Real Madrid en cuartos de final y caer ante el campeón de Europa. No querría medirme al Barcelona o al Atlético, solo al club que marcó mi vida.

—¿El Madrid será el campeón?

—Está jugando para serlo. Al principio se criticó a Carlo Ancelotti ¡Cómo no! Siempre se critica al entrenador del Real Madrid, no se sabe esperar. Y ahora es líder en la Liga, finalista de la Copa del Rey y uno de los favoritos en la Champions. Ancelotti lo está haciendo muy bien. Fue un gran acierto del presidente su fichaje.

—Ha dado en la diana con el sistema 4-3-3 y el Madrid ha mejorado mucho en defensa, recibe muy pocos goles.

—Pero no es ya un cuestión del sistema, como tampoco lo es en el Olympiacos. Nosotros también jugamos al ataque y lo que hemos inyectado es la personalidad ganadora, dando otro salto adelante en Europa. Y lo que tiene el Real Madrid de Ancelotti es ilusión por triunfar, por ganar títulos. Ha conseguido que haya siete líderes en el equipo y que adquieran importancia jugadores como Jesé.

—Explíqueme ese concepto de los siete líderes del Madrid.

—Ancelotti ha logrado que Cristiano Ronaldo, que es el mejor del mundo, demuestre ser un líder del Real Madrid. Ahora juega en ayuda del equipo, para el colectivo. Xabi es un líder en el centro del campo. Pepe y Ramos lo son en la defensa. Modric se ha convertido en otro líder. Y Casillas tiene la inteligencia de ser capitán y ayudar, sin protestar por su situación. Pero el entrenador ha conseguido también que jugadores como Jesé sean importantes.

—Usted conoce bien al jugador canario. Vino a la cantera cuando usted dirigía todas las categorías inferiores de la casa.

—Jesé es un producto de la cantera del Real Madrid. Lo trajimos al club con catorce años, procedente del Huracán. No fue un gran descubrimiento porque todos conocíamos su enorme calidad. Solo necesitaba moldear su carácter, como sucede con todos los chavales que se traen al club. Ahora está jugando muy bien e irá subiendo poco a poco, progresando, hasta convertirse en un líder del equipo.

—¿Qué opina de Bale?

—Pues que es un buen fichaje. Con todo lo que le ha sucedido, se ha adaptado perfectamente al equipo. Ya lleva diez goles en la Liga española (doce en total) y esa cifra no es fácil alcanzarla en España. Es un buen dato.

—Dice que sueña con enfrentarse a estos futbolistas en cuartos de final. ¿Qué sentiría en el Bernabéu?

—¡Me sentiré en mi estadio! El Bernabéu me recibiría como lo que soy, un hombre de la casa. Sé que me darían muchísimo cariño. Sueño con ello. Mire: desde que comenzó la temporada recibo muchas llamadas de ánimo de los madridistas. Y ahora que nos enfrentamos al Manchester me dicen que tienen dos equipos en Champions, el Madrid y el Olympiacos.

—Habla de los líderes que tiene el Madrid. ¿Quiénes son los de su equipo?

—¡Tenemos muchos! Es lo ideal para hacer un equipo potente. Aquí contamos con Roberto, que es un pilar en la portería; con Maniatis, Avraam, el «Chori» Rodríguez, Váldez y con Saviola, que sufrió una rotura en Creta y no podrá jugar el martes. Javier es un ejemplo de humildad y trabajo.

Míchel se siente querido por el país: «Recibo cariño de los griegos y mucho respeto». Cuando llegó a Grecia se vio juzgado por una prensa que mira con lupa al extranjero que llega a dirigir un equipo. Pronto se ganó la consideración de todos. Campeón en la Liga 2012-13, ahora se dispone a celebrar el campeonato actual sin perder un partido. Vive en El Pireo. Y los griegos le adoran. «Siento el cariño de la gente. Y sobre todo destaco el respeto que te tienen», señala Míchel. Es el mismo respeto que profesan por Saviola, por Roberto y por un jugador especial: «Aquí valoran también mucho al Chori Rodríguez». El entrenador destaca un hecho esencial: «Los entrenadores siempre somos señalados para lo malo y nunca para lo bueno y en Grecia debo subrayar que me consideran tan importante como a los jugadores que más quieren. Eso dice muchas cosas». Mañana vivirá uno de los partidos de su vida, frente al United. Una eliminatoria histórica para el Olympiacos. «Los jugadores están convencidos de sus posibilidades. Respeto mucho al Manchester, pero nosotros jugaremos sin complejos».