El Mallorca destituye a José Luis Oltra
José Luis Oltra - rcdmallorca
liga adelante

El Mallorca destituye a José Luis Oltra

El sustituto será Lluís Carreras, que desde hacía una semana era ya la primera opción de recambio en el club

Actualizado:

El Real Mallorca ha destituido este lunes a José Luis Oltra como entrenador. La decisión ha sido tomada por el nuevo director deportivo del club, Toni Prats, después del empate sin goles del pasado sábado ante el Mirandés. El nuevo míster será Lluís Carreras, que entrenó al Sabadell durante tres temporadas y además fue jugador del Mallorca durante cinco años, entre 1996 y 2001.

En los últimos cinco partidos, del total de 15 puntos posibles el equipo isleño sólo había sumado tres. Transcurridas ya 27 jornadas, el Mallorca no está haciendo honor a su condición de equipo inicialmente favorito para el ascenso a Primera, pues en estos momentos ocupa la undécima plaza, a diez puntos del ascenso directo y a dos de la promoción. De hecho, el conjunto bermellón no ha estado hasta ahora ni una sola vez entre las seis primeras posiciones, que son las que dan la opción de poder regresar a la División de Honor.

La destitución de Oltra se daba ya por segura hace una semana, cuando se reunieron el máximo accionista del club, Lorenzo Serra Ferrer, con otro de los consejeros destacados, Utz Claassen. Serra Ferrer propuso en aquella reunión relevar ya a Oltra y sustituirle por Carreras. Sin embargo, Claassen se opuso a esa posibilidad y defendió la opción de intentar hacerse con los servicios de Miguel Ángel Nadal. Ante la falta de acuerdo, Serra Ferrer presentó su renuncia como director deportivo, cargo que ahora ocupa Prats.

Paradójicamente, una vez superado con éxito en 2012 el concurso voluntario de acreedores en el que el club estuvo inmerso durante dos años, parecía abrirse un camino de estabilidad, pero no ha sido así. De hecho, tras 16 temporadas consecutivas en Primera División, el Mallorca descendió de categoría en la pasada campaña. A ello hay que añadir la actual crisis institucional, que tiene que ver, sobre todo, con las profundas desavenencias personales que existen entre Serra Ferrer, Claassen y el actual presidente, Biel Cerdà.