Diez impresionantes estatuas en honor a grandes mitos de la Premier League
PREMIER

Diez impresionantes estatuas en honor a grandes mitos de la Premier League

Dennis Bergkamp se ha unido este fin de semana al selecto club de exjugadores que cuenta con un monumento dedicado

JORGE A. MORENO
Actualizado:

Dennis Bergkamp se ha unido este fin de semana al selecto club de exjugadores que cuenta con un monumento dedicado

12345678910
  1. Bill Shankly

    Bill Shankly (1913-1981) es un mito para el Liverpool y como tal es tratado por sus aficionados. El técnico que consiguió devolver a la First Divison (la actual Premier) al equipo de Anfield y que llevara a sus vitrinas tres ligas, dos FA Cup y una Copa de la UEFA está inmortalizado en el estadio donde cosechó sus grandes éxitos como entrenador. A las afueras del campo se levantó la estatua de un entrenador con la cara sonriente y los brazos abiertos en gesto de triunfo. «El hombre que hizo feliz a la gente», es la leyenda que figura a los pies del monumento.

  2. Dennis Bergkamp

    El delantero holandés es desde este fin de semana el último exjugador que cuenta con una estatua levantada en su honor en un estadio de la Premier. El Arsenal presentó el sábado el monumento dedicado en el Emirates Stadium a uno de sus futbolistas míticos en las últimas décadas. En sus once temporadas como ariete del conjunto londinense, Dennis Bergkamp marcó 12o goles en 423 partidos. La estatua refleja la imagen del jugador realizando uno de sus controles imposibles del balón, una jugada inmortalizada en fotografía durante el encuentro contra el Newcastle en febrero de 2003.

  3. Bobby Moore

    Bobby Moore, el defensa y capitán de la selección de Inglaterra que consiguiera conquistar la Copa del Mundo en 1966, tiene dedicada una estatua de seis metros y dos toneladas en el escenario más representativo del fútbol inglés. Situada a las puertas del mítico estadio de Wembley, rinde homenaje a un zaguero que fue 108 veces internacional con su país y que destacaba por su extraordinaria anticipación y habilidad para leer el juego. Pero Moore (12-4-1941 al 24-2-1993) no es solo una leyenda de la selección, también es un ídolo para la parroquia del West Ham londinense. En sus 16 temporadas y más de 500 partidos con la camiseta «hammer». Ganó una Recopa y una FA Cup.

  4. Jonny Haynes

    En Caven Cottage, uno de los estadios con más mística de Inglaterra, hay un lugar de privilegio reservado para Jonny Haynes (17-101934 al 18-10-2005). Todo un ídolo para los seguidores del Fulham, la estatua del «maestro» (como era apodado) preside la entrada principal del estadio. La leyenda del conjunto londinense jugó 568 partidos y anotó 158 goles con este modesto club. Además, figura en la historia por si ser primer jugador que consiguió ganar 100 libras anuales como futbolista.

  5. Bobby Charlton, George Best y Denis Law

    El Manchester United tampoco se olvida de sus ídolos. En Old Trafford hay levantada una estatua dedicada a tres de las grandes leyendas históricas del club, Bobby Charlton, George Best y Denis Law, un trío recordado con el nombre de la «Santa Trinidad». Entre los tres anotaron un total de 665 goles para el United entre los años 1964 y 1968.

  6. Brian Clough

    Brian Clough (21-3-1935 al 20-9-2004) fue un matador del área que anotó 197 goles en los 212 partidos que jugó defendiendo el escudo del Sunderland. Sin embargo, la leyenda llega en su etapa como entrenador del Nottingham Forest. El técnico, que llevó primero al equipo a conquistar el título de la Premier, ganó dos Copas de Europa seguidas, la primera en la final de la temporada 1978-79 ante el Malmoe sueco y la segunda un curso después en el Bernabéu ante el Hamburgo alemán. Clough, que convirtió al Forest en el primer equipo en tener en sus vitrinas más títulos de Copa de Europa que de su propia liga, tiene una estatua levantada en su honor en el centro de Nottingham. La estatua muestra al técnico llevándose las manos a la cabeza, una de sus posturas habituales, y fue financiada con una suscripción de 60.000 libras de los aficionados.

  7. Tom Finney

    Tom Finney (5-4-1922 al 14-2-2014) es una leyenda en Preston, donde nació. Allí desarrolló toda su carrera como futbolista, a pesar de haber tenido innumerables ofertas para cambiar de equipo. Jugó 473 encuentros defendiendo el escudo del club de su ciudad, para el que marcó de 210 tantos. Primero en ser nombrado Futbolista del Año en dos ediciones, se retiró después de vestir en 76 ocasiones la camiseta de la selección, con la que marcó 30 tantos. En agosto de 1956, una de las veloces galopadas de aquel extremo eran inmortalizadas en una de las imágenes más legendarias del fútbol inglés. Sobre un césped que escupía agua, resbalaba en un gran charco y la imagen quedaba para la historia del fútbol gracias a la cámara de John Horton. Esa fotografía inspiró la estatua que el Preston North End levantó años más tarde en la puerta de su estadio para que los aficionados recordaran hasta la eternidad al futbolista que más ha dado al equipo de esa ciudad.

  8. Alex Ferguson

    Después de todo una vida dedicada al fútbol y 26 temporadas en el banquillo de su Manchester United, el entrenador escocés abandonaba los campos a finales del pasado curso. Sir Alex Ferguson dejaba los banquillos con un palmarés impresionante, que incluye 13 títulos de Premier, dos Champions, cinco FA Cups y cinco copas de la Liga. Desde noviembre de 2012, el técnico que hizo grande a los diablos rojos cuenta con una estatua a las puertas de Old Trafford, el estadio donde triunfó.

  9. Thierry Henry

    La imagen de Thierry Henry figura en una estatua levantada por el Arsenal en el Emirates Stadium. El delantero francés, mejor goleador en la historia de los «gunners» (226 tantos entre las temporadas 1999 y 2007) es uno de los tres jugadores recordados por el equipo londinense en un monumento. Los dos otros son el mítico defensa Tony Adams y el entrenador Herbert Chapman.

  10. Billy Wright

    Billy Wright (6-2-1924 al 3-9-1994), internacional inglés que jugaba de mediocampista, pasó toda su carrera en las filas del Wolverhampton. Capitán de la selección en los Mundiales de 1950, 1954 y 1958, este futbolista figura en las estadísticas como el primero que consiguió alcanzar cien internacionalidades con Inglaterra. Todo un caballero en el césped, jamás fue amonestado en los 541 partidos que jugó con los Wolves ni en los 105 encuentros que defendió el escudo de su país. El Wolverhampton levantó una estatua en su honor en las puertas de su estadio.