El Athletic se proclamó campeón de Liga en 1931 con Pentland como técnico, en la imagen abrazado al capitán Lafuente
El Athletic se proclamó campeón de Liga en 1931 con Pentland como técnico, en la imagen abrazado al capitán Lafuente - ABC
BARCELONA

El día que el Barcelona sufría su mayor goleada en la Liga

El 8 de febrero de 1931, el Athletic vencía en San Mamés a los azulgrana por 12-1 con Bata como gran protagonista

Actualizado:

Un día como hoy, 8 de febrero, el fútbol español presenciaba una goleada que casi un siglo después resulta increíble. Aquella tarde de 1931, San Mamés y la afición bilbaína eran testigos de la derrota más abultada encajada por el Barcelona en la historia de la Liga. A las órdenes del inglés Fred Pentland, un técnico adelantado a su época, el Athletic marcaba doce tantos a los azulgrana (12-1). Fue también la primera vez que un equipo figuraba con dos números en su casillero del marcador.

La goleada resultó especial para Bata, que junto a Lafuente, Iraragorri, Chirri II y Gorostiza formaron una delantera magnífica conocida con el sobrenombre de «las Maravillas». Siete de aquellos tantos llevaron la firma de Agustín Sauto «Bata», que esa temporada (1930-31) acabaría como máximo realizador del campeonato con 29 dianas en 18 encuentros. Solo un jugador en la historia de la Liga ha conseguido alcanzar semejante acierto en un mismo partido. El genial Kubala igualaba la gesta del delantero de Baracaldo al marcar otros siete goles en el triunfo del Barcelona ante el Sporting (9-0).

Aquel partido en San Mamés figura en el libro estadístico de la Liga, en el que está reflejado como la mayor goleada recibida por el Barcelona. Un marcador impensable porque en el cuadro azulgrana formaban futbolistas de la talla de Zabalo, Martín, Castillo, Piera, Sastre, Goiburu, Arnau o Parera. En el duelo de la primera vuelta, el Barça había derrotado al Athletic (6-3) y nada hacía presagiar esa dolorosa derrota. Mientras en Bilbao las crónicas hablaron de gesta, en Barcelona el dramático resultado se justificó en que los jugadores azulgrana, enfrentados con su directiva, protagonizaron una huelga de «piernas caídas».

Pero aquel Athletic no era un equipo cualquiera. Con Pentland como entrenador, terminaría proclamándose campeón de Liga, título en el que la goleada al Barcelona tuvo mucho que ver. El campeonato acabó con triple empate a 22 puntos entre los rojiblancos, el Racing y la Real, pero la fiesta se celebró en Bilbao gracias a su mejor golaverage.

Pentland, conocido como «El Bombín» porque siempre lucía el característico sombrero inglés, aún continúa como el entrenador que más títulos ha sumado en la historia del Athletic. Con él en el banquillo, los aficionados comenzaron a ver un fútbol nuevo basado en el pase en corto. Una filosofía alejada del juego directo y vertical que había aprendido en las Islas.