Guardiola busca su segundo título con el Bayern
Pep Guardiola, entrenador del Bayern de Múnich, camino de una rueda de prensa - reuters
Mundial de clubes

Guardiola busca su segundo título con el Bayern

El técnico español, que perdió la Supercopa con el Borussia, tratará de conquistar el Mundial de clubes con el Bayern en Marruecos

Actualizado:

Lleva ya varios meses al frente del Bayern de Múnich y, aunque el balance de triunfos en liga y Champions es bueno, Pep Guardiola sólo ha podido levantar uno de los dos títulos que tuvo a su alcance. Tras el triunfo en la Supercopa de Europa y su derrota en la Supercopa alemana, el Mundial de clubes que comienza para los alemanes esta noche será su siguiente opción.

Dirimidas ya las primeras rondas, el torneo llega a su fase final con la presencia de los favoritos. El principal es el Bayern, campeón de Europa y líder de la Bundesliga, que se enfrentará esta noche (20.30 horas) al Guangzhou Evergrande de Marcelo Lippi.

Será un duelo desigual, como suele ocurrir en este tipo de torneos, en el que los chinos tratarán de dar la sorpresa y aprovechar la falta de aclimatación de los alemanes al ambiente.

El desconocimiento del rival, como reconocía Franck Ribery en la previa, jugará a favor de los asiáticos, que confían en dar la gran sorpresa del campeonato.

Pep Guardiola tendrá que lidiar con dos grandes problemas en el campeonato que este año se disputará en Marruecos. Por una parte, el holandés Arjen Robben se perderá las semifinales por culpa de una herida en su rodilla derecha y por otra Bastian Schweinsteiger, con problemas en un tobillo, también estará fuera en este partido.

En Marrakech, el Bayern aspira a su tercera corona intercontinental. Logró este éxito en 1976 y el 2001. Ahora, de la mano del técnico español, suspira por un nuevo triunfo. El que subraye la hegemonía muniquesa en un año de ensueño.

Ronaldinho, a la espera

En la otra parte del cuadro espera el Atlético de Mineiro de Ronaldinho, favorito para derrotar en su semifinal al Raja de Casablanca. Los brasileños cuentan con un equipo muy sólido en el que el exjugador del Barcelona ejerce como estrella.