Luis Aragonés: «A Raúl le dije que había otros que rendían más, pero no lo aceptó»
Luis Aragonés, en «La Liga ABC» - Ángel de Antonio
fútbol

Luis Aragonés: «A Raúl le dije que había otros que rendían más, pero no lo aceptó»

El exseleccionador repasa el fútbol español para ABC. Doce temas a análisis, desde su paso por el Atlético de Madrid a la selección

Actualizado:

Aunque lleve muchos meses alejado del césped, a Luis Aragonés (Madrid, 1938) no le faltan nunca las ganas de hablar de fútbol. Después de toda una vida pateándose los campos y los banquillos de España, el «Sabio de Hortaleza» acumula conocimientos y experiencias para llenar varios libros. Es una voz autorizada de la selección, a la que llevó a lo más alto en la Eurocopa de 2008, y del fútbol nacional, donde ha entrenado hasta ocho equipos diferentes, a los que guarda un «cariño especial». Junto a él, repasamos los temas más candentes del fútbol español y esos otros que, por su experiencia, sólo él conoce como nadie.

¿Atlético de Madrid? «Ahora mismo es junto al Bayern el equipo que como equipo mejor juega de Europa. Es el que mejor defiende. Quizá no haga el fútbol más brillante, pero sí muy bonito».

¿Diego Costa? «Su caso no es el mismo del de Senna, porque a él no le había llamado también Brasil. En su caso, yo hablé con él y como estaba muy contento con el Villarreal y por cómo le había tratado España, pues vino con nosotros. Costa está rindiendo muy bien y ha decidido jugar con la selección y me parece bien. Es un jugador que se ha formado en España».

¿Retirada? «Estuve un par de veces a punto de entrenar al Real Madrid, pero no se dieron las circunstancias. ¿Si me llamaran ahora? Estoy sin trabajo y es posible que dijese que sí, pero no es el momento. Yo como entrenador ya es difícil que pueda trabajar. Ancelotti necesita tiempo para que sus indicaciones lleguen a buen puerto. Entrenar al Real Madrid no es fácil».

¿Simeone? «El Cholo se ha hecho un entrenador importante. Lleva poco tiempo aún y tiene que aprender bastante, pero ha conseguido que el Atlético vuelva a sentirse un equipo. Sabe llevar a los jugadores, a la afición. Lleva muy bien al grupo, sólo hay que ver cómo hablan todos de él».

¿Su llegada al banquillo de España? «Cogí una selección que no era un equipo verdaderamente. La intención de bastantes jugadores no era la de mejorar el equipo, así que hubo que manejar los hilos para dejar una plantilla de jugadores que no jugaran sólo para ellos».

¿El adiós de Raúl? «No fue sólo Raúl. Fueron seis o siete jugadores los que salieron porque no rindieron lo suficiente y porque había otros que lo podían hacer mejor. Fui con la verdad por delante. Le dije que pensaba que Villa y Torres estaban rindiendo mejor que él y que tenían que ser ellos los que vinieran. Él no lo aceptó, pero el que mandaba era yo».

¿Revolución? «Hablé con el equipo después de Irlanda y decidimos cambiar. Ya me daba cuenta de que estaba acariciando un diamante en bruto. Lo importante fue el trabajo psicológico que hubo que hacer para que todos se creyeran que podíamos ser campeones».

¿Íker Casillas? «Si está en forma, yo pondría a Casillas. No tengo dudas. Está entre los tres mejores del mundo, pero si no juega, no debería ir, porque no estará en la forma física adecuada. Lo que pasa es que Casillas entre la Copa y la Copa de Europa va a jugar bastante para demostrar que está o no preparado».

¿La renovación de Del Bosque? «Yo creo que debe seguir. Un entrenador que ha ganado un Mundial y una Eurocopa merece toda la confianza. Es un hombre que heredó una buena selección y que ha sido lo suficientemente inteligente como para no tocar nada hasta que ha habido que tocarlo. Antes del Mundial le va tocar cambiar algún jugador más, porque a alguno la edad va a retirarlo de la selección».

¿Inicios complicados en la selección? «Cuando yo llegué a la selección había jugadores que no querían venir porque les trataban muy mal. Cuando no ganábamos, la presión de la prensa era terrible. Entrenadores como Clemente y yo lo hemos pasado terrible en el plano mediático».

¿Cambio de filosofía? «Llegó un momento en el que decidimos que había que olvidarse de la furia porque nosotros lo que hacíamos era jugar bien al fútbol. Había que tener la pelota y cuando no la tuviéramos quitársela cuanto antes al contrario».

¿Eto’o?«A Eto’o por las buenas no le gustaba nada. Había que enfrentarse a él. Tenía que darse cuenta de que te habías enterado de lo que había hecho mal. Pero es un chico que ahora me tiene mucho cariño y que rindió muy bien conmigo».