Abidal: «Me hubiese gustado seguir, pero el Barcelona lo ve diferente»
Eric Abidal, durante la rueda de prensa - REUTERS
barcelona

Abidal: «Me hubiese gustado seguir, pero el Barcelona lo ve diferente»

El jugador francés se despide con lágrimas en los ojos de la que ha sido su casa durante los últimos seis años

Actualizado:

“Mi objetivo era seguir jugando. Me habría gustado seguir jugando aquí, pero el club lo veía diferente y lo tengo que aceptar”. Así de cruda es la realidad que tiene que afrontar Éric Abidal a partir de ahora. El Barcelona, en una rueda de prensa conjunta de Sandro Rosell, Antoni Zubizarreta y el propio defensa francés, oficializó la noticia, triste para el barcelonismo y para la plantilla azulgrana, buena parte de la cual se emocionó en el acto. El cuerpo técnico, con Tito Vilanova al frente, también estuvo presente.

Abidal, que regresó al fútbol el pasado 7 de abril, a los 33 años, tras superar dos veces un cáncer de hígado, no renovará con el Barcelona, lo que según Zubizarreta constituye “una decisión profesional que engloba todos los matices, una decisión de esas que pesan cuando te vas a dormir”. No hubo más razones concretas para explicar un hecho que a la afición le costará digerir. El director deportivo eludió toda reflexión deportiva; se limitó a hablar de “decisiones que se toman a través de un proceso”. Sandro Rosell, que delegó en Zubizarreta cada vez que le preguntaron al respecto, se ciñó a decir que la medida es “consensuada”.

El presidente Rosell abrió el acto diciendo que Abidal “tiene las puertas abiertas para volver cuando quiera dejar de jugar a fútbol”. El máximo mandatario piensa que el francés podría dirigir en un futuro las escuelas de fútbol que el club tiene repartidas por el mundo “porque sabe mucho de fútbol y tiene un carácter educativo”. El jugador, por su parte, no piensa en ello y sólo se centra en seguir con las botas puestas: “El fútbol es mi pasión desde niño. No me veo colgando las botas. Todo lo que he hecho es para volver. Mi mujer me ve más feliz jugando y pararé cuando me lo diga el cuerpo”.

Abidal no quiso hablar de su futuro sobre los campos de fútbol. Sabe que este sábado contra el Málaga podrá despedirse del Camp Nou y confesó que no tiene ofertas para continuar con su carrera. “De momento no lo tengo pensado. Lo tengo que ver con mi señora. Ella y mis hijas están bien aquí, sobre todo por el cole. Cuando acabe el contrato ya lo veré”, comentó al respecto el defensa francés, que se mostró resignado con su punto y final como jugador del Barça y que abrazó entre lágrimas uno por uno a todos sus compañeros.