premier league

La brutal entrada de Callum McManaman en la Premier League esquiva la sanción

La Federación Inglesa (FA) ha decidido no actuar de oficio para sancionar la violenta patada que propinó Callum McManaman a la rodilla de Massadio Haidara, jugador del Newcastle, gravemente lesionado, durante la victoria del Wigan Atletic en la pasada jornada de la Premier League.

Desde el pasado verano la Federación tiene potestad para castigar las jugadas antideportivas que se escapen a la visión de los árbitros durante el partido, de ahí que muchos esperasen un castigo ejemplar para Callum McManaman, futbolista del Wigan Atletic, por su salvaje entrada sobre Massadio Haidara, que tuvo que ser retirado en camilla del terreno de juego y, todavía a la espera de pruebas concluyentes, se enfrenta a una grave lesión por el golpe sufrido en su rodilla izquierda.

La polémica jugada ni siquiera fue falta, lo que derivó en una tangana entre jugadores y técnicos de ambos equipos en el túnel de vestuarios al final de la primera mitad. La Federación Inglesa ha anunciado este martes que no tomará ninguna medida disciplinaria contra McManaman argumentando que la jugada fue vista por uno de los asistetnes del partido, aunque no fuese castigada.

«En estas circunstancias no se puede tomar ninguna medida retroactiva», explica la FA en un comunicado que ha enfurecido al Newcastle, principal víctima porque perderá por un tiempo todavía por determinar a Haidara, un joven lateral zurdo francés que disputaba el segundo partido de su vida en la Premier League. «No puede ser correcto que una infracción tan grave pueda quedar impune», ha explicado Derek Llambias, director deportivo del equipo inglés.

Alan Pardew, entrenador del Newcastle, aseguró ante los medios que Mark Halsey, árbitro del partido, le confesó durante el descanso que no había visto la jugada. Sin embargo, Dave Whelan, presidente del Wigan, intentó excpulpar por completo a McManaman. «Él cogió la pelota limpiamente, la jugada siguió y se produjo la colisión, fue un accidente», ha intentado argumentar. Graham Poll, exárbitro inglés, ha explicado en las páginas del Daily Mail que McManaman debería haber visto la tarjeta roja.

Toda la actualidad en portada

comentarios