El Atlético Baleares une a los Pandiani
Walter Pandiani y su hijo Nico, durante su presentación como jugadores del Atlético Baleares - WEB ATLÉTICO BALEARES
SEGUNDA B

El Atlético Baleares une a los Pandiani

Actualizado:

Walter el «Rifle» Pandiani es un jugador peculiar y con el paso de los años acrecienta la leyenda. Delantero de fuerte carácter, el uruguayo es tan conocido por sus goles en la Liga española como por su costumbre de desplazarse en camión a los entrenamientos. Un caso único entre los futbolistas de la Liga. Después de comenzar la temporada en Segunda, ha cambiado el Villarreal por el Atlético Baleares y este fin de semana acapara la atención en Segunda división B. El punta puede debutar formando pareja en su nuevo equipo junto a su hijo Nico.

La afición de Walter Pandiani por los camiones viene de muy lejos, tanto como sus goles en España. Cuando aterrizó en La Coruña, en la temporada 2000-01, adquirió una cabeza tractora que ahora guarda en su casa de Barcelona. Su padre trabajaba con un camión en el alumbrado público de Montevideo (Uruguay) y con él dio, a los once años, los primeros volantazos. Dos más tarde ya era capaz de conducir uno sin ayuda. Su hijo Nico no ha heredado la pasión por este tipo de vehículos, pero sí el carácter de su padre sobre un terreno de juego.

Los casos de futbolistas que han jugado con su padre en el fútbol profesional son escasos. El del islandés Eidur Gudjohnsen, ex del Barcelona, es uno de los últimos. Nómina de parejas a la que se pueden unir este fin de semana Walter Pandiani, de 36 años, y Nico Pandiani, de 18. El Atlético Baleares disputa el domingo ante el Huracán de Valencia (Grupo III) y ambos podrían coincidir sobre el césped.

Pandiani, 82 goles

«Vengo con mucha ilusión a ayudar al equipo a conseguir su objetivo, que no es otro que el ascenso a Segunda», afirmó en su presentación Pandiani, exfutbolista del Peñarol de Montevideo, Deportivo de La Coruña, Mallorca, Español, Birmingham, Osasuna y Villarreal. Tras doce temporadas y 82 goles en Primera, el delantero ha encontrado en el Atlético Baleares un aliciente para seguir en el fútbol: «La cercanía de mi casa y de los míos, en Barcelona, y la posibilidad de poder jugar con mi hijo me hicieron decantarme por esta oferta». Jugar junto a él es un sueño que está a punto de cumplirse

Será la primera vez que coincidan en el mismo equipo, aunque no en el mismo club. Ambos han rescindido su relación con el Villarreal, donde el pequeño de los Pandiani jugaba en el conjunto juvenil. Mismo apellido, pero diferente posición en el césped. A diferencia de su padre, Nico actúa como defensa e intenta evitar los goles que marca su padre.

A ambos les une el fuerte carácter que Walter demostró en Osasuna después de un cruce de palabras con Cristiano Ronaldo. «En mi país quizá hubiese tenido que pedir cita con el dentista en una situación como esa», llegó a asegurar el delantero uruguayo en una entrevista radiofónica.

No es la primera ocasión que el Atlético Baleares, uno de los clubes con mayor presupuesto en Segunda B, ficha futbolistas con pasado en Primera. Antoñito y Perera ya formaron parte de su plantilla la pasada temporada.