Los monoplazas de Red Bull recorrieron las calles de Moscú en una exhibición en 2009 - AFP

Rusia acogerá su primer Gran Premio de Fórmula 1 en 2014

Vladimir Putin confirma que la ciudad de Sochi albergará una prueba del Mundial de 2014 a 2020

madrid Actualizado:

Rusia albergará su primer Gran Premio de Fórmula 1 en Sochi en 2014, el mismo año que se celebrarán en la ciudad los Juegos Olímpicos de Invierno. "Hemos alcanzado un acuerdo con el principal propietario de la Fórmula 1 para que Sochi acoja el Gran Premio de Rusia de 2014 a 2020", ha asegurado el primer ministro ruso, Vladimir Putin, tras reunirse con el patrón de la F1, Bernie Ecclestone.

AFP
AFP

Según publica el diario ruso "Kommersant" la organización de un Gran Premio en Rusia tendría un coste cercano a los 40 millones de dólares al año, sin contar la inversión que supondría la construcción del cricuito. Sin embargo, el piloto de Formula 2 Iván Samarin, apoya la idea de llevar el deporte hasta Rusia.

"Sería una inversión a largo plazo ya que los beneficios económicos de un evento deportivo de esta magnitud podrían ser muy importantes. Aumentaría el prestigio del país y atraería a turistas dispuestos a pagar por el espectáculo. Los inversores deben estar dispuestos a esperar años antes de recoger beneficios", insiste Samarin.

En 2002, Ecclestone viajó a Moscú para firmar un contrato para celebrar un Gran Premio en la capital rusa, pero el acalde de la ciudad, Yuri Luzhkov, se negó acusando a los organizadores de querer "llevarse todos los beneficios ".

Un calendario ya cargado

La cita de Rusia sería la última novedad para un calendario que se ha expandido durante los últimos años con las citas de Corea del Sur (2010), India (2011) y Estados Unidos, que albergará un Gran Premio en Texas desde 2012.

En el mes de julio, Ecclestone ya afirmó que la Formmula 1 necesitaba tener una de sus pruebas del Campeonato del Mundo en Rusia. No en vano la llegada de Vitaly Petrov a la parrilla ha aumentado el interés de los aficionados por el deporte en el país y, sobre todo, ha atraído a marcas privadas para convertirse en patrocinadores tanto del piloto como de la escudería Renault.