Mundial Fórmula 1

Malas caras de Max Verstappen con los jefes de Red Bull

El holandés, la gran sensación de la pasada temporada, está molesto por el bajo rendimiento del coche en 2017

Actualizado:

Además de Fernando Alonso, hay otros pilotos enojados en la Fórmula 1 por el rendimiento de su coche. Uno de ellos es Max Verstappen, el joven holandés, sensación de la temporada pasada, que no vive sus mejores horas en Red Bull.

Su padre, el expiloto Jos Verstappen, aparentemente está enfadado con el jefe de Red Bull, Christian Horner, acerca de las razones por las que su hijo no ha terminado las últimas carreras. Max Verstappen se retiró del Gran Premio de Azerbaiyán el fin de semana pasado tras un problema de motor. Es su cuarto abandono en seis carreras.

La frustración del piloto de 19 años fue tan evidente que se marchó el domingo del circuito de Bakú sin siquiera hablar a los medios de comunicación, un desaire que le costó al holandés una fuerte multa de 25.000 euros.

Como enla F1 el compañero de equipo es el primer enemigo, a Verstappen todavía le duele más el éxito de Daniel Ricciardo. Ganó el australiano en Bakú y lloró el holandés.

Sin embargo, Helmut Marko, el jefe de Red Bull, insiste en que el contrato de Verstappen con la compañía de bebidas energéticas es a largo plazo, sin cláusulas de escape.