Fórmula 1El jefe de Honda lloró por el éxito con Red Bull

El motor que no servía para el McLaren subió al podio en su estreno con el coche de Verstappen

Actualizado:

Red Bull esperaba ser derrotada en el estreno del Mundial de Fórmula 1 en Australia, por lo que el podio de Max Verstappen fue un comienzo de ensueño para la nueva asociación con los motores Honda. El holandés finalizó tercero detrás del ganador, Valtteri Bottas, y del campeón mundial Lewis Hamilton, después de haber superado a Sebastian Vettel en un golpe simbólico para Ferrari. Chris Horner, el jefe de Red Bull, advirtió antes de la carrera estaban lejos de Mercedes y Ferrari por la nueva sociedad con Honda, pero el resultado lo desmintió.

«Pusimos bajo presión a Lewis durante casi el 50 por ciento del Gran Premio. Incluso parecía que teníamos un coche más rápido que el suyo. Esto es realmente alentador para nosotros. Tenemos una buena base para comenzar y desarrollar realmente este coche», dijo optimista Horner.

La tercera posición de Verstappen aseguró a Honda su primer podio desde 2008. Después de años difíciles como proveedor de McLaren en el que sus unidades de potencia fueron criticadas por ser poco fiables e ineficientes, Honda saborea al fin la miel del éxito.

El resultado del podio fue demasiado para el jefe de Honda Motorsport, Masashi Yamamoto. «Yamamoto estaba llorando en el podio», reconoció Horner.

«Es su primer podio desde Rubens Barrichello en 2008 y han tenido momentos muy difíciles en los últimos años. Esto es tan bueno para ellos, una gran motivación para ellos y para todo nuestro equipo. Esperamos que encontremos más y más rendimiento», señaló el jefe de Red Bull.